Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


AQUÍ ORAMOS POR EL PERÚ

AQUÍ ORAMOS POR EL PERÚ 

“Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados” Prov. 16:3

Al llegar el tiempo de preparación, para involucrar a la Iglesia a sentir carga por el Perú, para celebrar el año 2012 en el mes de Mayo XXIII años de llamada a la intercesión por nuestra Nación, como Movimiento Nacional de Oración, debemos seguir buscando nueva conquista espiritual de todos por medio de la oración, en la restauración del Perú.

Sabemos que todos estamos involucrados en nuestra propia visión, lo que pretendemos es conceptuar la firmeza del Poder de la Oración, lo cual forma parte de nuestra vida, y el desarrollo eclesial, por lo cual queremos desprendernos de todo lo humano y material, quedándonos estrictamente en lo espiritual.

En cada congregación se realiza el Culto de Oración, y lo que buscamos es que todos nos acordemos de ORAR POR EL PERÚ en los servicios de oración, para lo cual tenemos preparado una identificación, el mismo que puede ser colocado en cualquier lugar del templo, donde todos puedan ver y saber: “AQUÍ ORAMOS POR EL PERÚ”.

Esta actitud espiritual será extendida a todos los poblados del Perú, aún en los lugares más lejanos de Costa, Sierra y Selva, donde se reúnen hermanos para estudiar la Biblia y orar, y que son los más sensibles a buscar la ayuda de Dios en Oración, frente a sus grandes necesidades de pobreza material.

Queremos afirmar nuestros pensamientos espirituales sobre la Oración, que tiene Poder para hacer cambiar las cosas, y el Perú vive un nuevo despertar espiritual expresada en la atención que recibimos del mundo para las inversiones, y la manera sobrenatural que se manifiesta la productividad, utilizando el ingenio del hombre peruano.

La Iglesia tiene que vivir despierta, hay una unción especial del Espíritu Santo, es urgente despojarnos de todo lo que humanamente nos estorba, por las formas de funcionamiento y organización, para tener puesto los ojos en Jesús, el autor y consumador de nuestra Fe, para sentirnos identificados con el carácter de la Familia de Dios.

EL GRUPO PACIFICO DE COMUNICACIONES – Radio – Televisión – Prensa – Internet, seguirá perseverando en el llamado a la Oración de todos los días a las 6 de la mañana, 9:30 de la mañana por televisión y los viernes a las 11 de la noche, la vigilia radial hasta las 6 de la mañana, y tener reuniones de Oración los martes a las 4:00 de la tarde y culto de Oración los sábados a las 10:30 de la mañana, con asistencia variada interdenominacional. Esperamos tener al mes un CULTO DE ORACIÓN, con los involucrados en este nuevo amanecer de: “AQUÍ ORAMOS POR EL PERÚ.

Le invitamos a sintonizar nuestros programas: 

ORACION: Lunes a Viernes de 6:00 a 7:00 a.m. por Radio del Pacífico 640 khz AM

REUNIONES

Reunión de Oración Martes de 4:00 a 7:00 p.m. en local del Auditorio del Movimiento Nacional de Oración ubicado en la calle Cervantes 405 (paralela a la cuadra 4 de Av. Guzmán Blanco ) en el Cercado de Lima y Sábados de 11:00 a 1:00 p.m., en la Iglesia Centro Cristiano Vida ubicada en la Av. Cesar Vallejo 442 - Lince (Alt.cdra. 24 de Av. Arenales).
VIGILIAS: Viernes de 10:00 p.m. a 6:00 a.m. por Radio del Pacífico.

Pedido de Oración / Consejería

CULTOS

http://www.grupopacifico.org/

Enlaces
Señales en Vivo 
Descargas   

 Queridos hermanos.  

Que Dios les bendiga y que la libertad que Cristo nos da sea siempre validada.

 

 
  
FELICES FIESTAS PATRIAS!

  
INDEPENDENCIA Y LIBERTAD EN CRISTO

Juan Eduardo Gil Mora

El 28 de Julio el Perú celebra su CXCI aniversario de su independencia. LaIndependencia del Perú es uno de los hechos más importantes en la historia delpaís y de América, pues el continenteamericano, en aquel tiempo, no habría estadoseguro mientras el Perú no fuera liberado. ElPerú fue durante esa época, el núcleo centralde la Corona española. Fue en 1821 en queJosé de San Martín, lideró el EjércitoLibertador para la independencia del Perú.En una ceremonia pública muy solemne, DonJosé de San Martín, enunció la célebreproclamación de la Independencia del Perú.El libertador con una bandera peruana en la mano, exclamó: desde este momento elperú es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de sucausa que Dios defiende. ¡Viva la patria!, ¡viva la libertad!, ¡viva la independencia!La historia narra que los ejércitos libertadores estaban en su mayoría compuestospor extranjeros y que los ejércitos realistas, es decir los ejércitos españolesestaban conformados mayormente por peruanos; muchos de nuestroscompatriotas no querían ser libres y estaban dando sus vidas en contra de lalibertad de la patria; tal vez porque no valoraban lo que sería la libertad.Extranjeros y compatriotas lucharon para que nosotros tuviéramos la libertad queahora tenemos. Muchos de los hombres que soñaron con esta libertad pagaron elprecio con su sangre, sangre que quedó derramada en los campos de batalla.Cuando los peruanos celebramos la independencia patria, debemos reconocer quecobró millares de vidas, vidas que fueron sacrificadas en pro de la libertad ytenemos que considerar que aún continuamos en la búsqueda de la verdaderaindependencia y de la libertad con igualdad y equidad.

LO QUE LA LIBERTAD SIGNIFICA.

Así como hubieron ciudadanos peruanos que lucharon en contra de laindependencia y libertad de su propia patria, también hoy existen personas que nobuscan su propia libertad y se hallan atados a muchas circunstancias y no anhelanla libertad ni la independencia.Para explicar la aserción anterior, tomamos la actitud de Cristo; cuando Jesúspredicaba, lo que decía y hacía casi siempre era nuevo. Algunos rechazanciegamente todo lo que es nuevo, bien porque va en contra de su tradición, o noencaja con sus ideas o les parece desagradable. Esta fue la actitud de los fariseoshacia Jesús que dio como resultado su crucifixión.Y también ha sido la actitud demuchos en cada generación que ha pasado. Las palabras de Esteban dirigidas a lamultitud antes de su injusta muerte dicen así: “¡Duros de cerviz, e incircuncisos decorazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, asítambién vosotros. ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? Y mataron a los2que anunciaron de antemano la venida del Justo, de quien vosotros ahora habéis sidoentregadores y matadores”. (Hch. 7:51-52). Seguían la palabra escrita, pero no oían lavoz de Dios y ni al Espíritu Santo, estuvieron esclavizados a sus pensamientos,sólo querían ver y oir lo que les convenía.En el contexto anterior, cabe la interrogante: ¿Qué es, en realidad, ser libre? Unhombre sin familia por la que trabajar?, sin patria con la que se identifique?, sin feque le conforme, sin deberes que le obliguen, sin norma moral que le sujete, sinuna verdad objetiva a la que atenerse, sin un amor al que entregarse, sin esperanzapor la que luchar, sin Dios a quien amar. Una persona así, tan suelto de todo,¿podría ser calificado de ser un hombre libre? La respuesta es No. No lo sería. Nosería ni siquiera humano. Sería apenas una especie o un objeto sin ningunahumanidad y, desde luego, si hubiera algún hombre en tales condiciones, su vidasería una verdadera catástrofe, un vacío tan espantoso que sólo un estado deinconsciencia podría hacer apenas soportable. Un hombre así sería lo más parecidoa un animal, obligado por su misma vaciedad a asirse a las cosas más elementalespara tener algún contacto con la realidad, evitando a todo trance adquirirconciencia de una vida sin contenido, sin finalidad y sin sentido.La libertad no se define por la ausencia de todo vínculo, de toda ligadura, de todadependencia. No es simplemente una palabra; es una realidad existente, de la queno se puede prescindir, ni independizarse. La libertad del hombre tiene un origenque la configura, un objeto al que aplicarse, una finalidad que le da sentido.Prescindir de tales elementos equivale a negarla o a destruirla. Y ser libre no es sertodopoderoso, hacer todo lo que uno quiere. Uno no puede, aunque quiera, hacercuanto le pueda apetecer, pero no por eso deja de ser un hombre libre. Siendo,como es, el hombre un ser limitado, ¿cómo podría ser ilimitada la libertad? Por eso,toda limitación, cualquier limitación, no tiene por qué ser un insulto a la libertad.Por otra parte, libertad no equivale propiamente a independencia. El hombre eslibre, pero no es independiente. Necesita de muchas cosas, de otras personas, de latecnología y de la ciencia, de recursos para vivir, incluso para subsistir. Es un serreal hecho de una forma determinada, y no puede prescindir de ello a no ser quedeje de ser hombre, y además hay otros hombres que también son libres y tienenderecho a que su libertad sea respetada. La convivencia implica interacciones,respeto mútuo y por lo tanto también renuncias.Si ser libre no significa ser todopoderoso, ni tampoco independiente, entonces serlibre es compatible con la limitación y la dependencia. Más aún: la limitación y ladependencia son connaturales al hombre. Ahora bien, si todo hombre estávinculado a algo, o a alguien, la calidad de la libertad depende de la calidad delvínculo que, al relacionarle, da la referencia de la elección que el hombre hace. Yello es así porque la libertad se ejercita en la elección entre dos o más posibilidadespor una de las cuales debe decidirse la voluntad, pues no puede estar en suspensoindefinidamente. Pero no es la voluntad, ni la libertad, la que distingue entre dos omás posibilidades, sino la razón. La razón es tan fundamental para que la libertadpueda darse, pues no hay libertad sino en los seres racionales. No se dice que unirracional, una planta o una piedra, sean seres libres, aunque un perro pueda ir auna parte u otra, o un árbol crezca libremente. La elección supone ponderación,reflexión, consideración, raciocinio, voluntad, valoración de las posibilidades entrelas que elegir. Cuando no hay esto, cuando el pensamiento está ausente, entonces3no hay libertad; se trata sólo de apetencia, capricho, instinto, arbitrariedad,impulso, algo que no es racional ni razonable, algo que no es del todo humano.Contextualizando nuestro análisis con los tiempos actuales, pareciera que nuncaantes como hoy, el hombre se ha sentido menos libre. Ha roto todos los lazos quele unían a Dios y le obligaban con Él, pero se ha esclavizado hasta extremos repugnantes,hasta extremos tales como justificar sus soberbias, su religiosidad, suspropios fracasos, su vinculo en el uso de las drogas como procedimiento deliberación, la perversión sexual como una ruptura de limitaciones, la quiebra de losvalores éticos y morales, la corrupción institucionalizada y la trasgresión de lasleyes de la naturaleza como una supuesta conquista del hombre.Libertad es una palabra importante que hoy goza de un prestigio mayor que lapalabra verdad; pero no se puede dar libertad sin verdad. Por eso nuestra época,que rechaza la verdad en nombre de la libertad, tampoco conoce lo que es serauténticamente libre, pues no conocen la Verdad.

LA VERDAD OS HARÁ LIBRES

(Juan 8:31-36)

Cristo durante sus prédicas y acciones de sanidad, reproches a las conductas yhábitos, tenía declaraciones firmes, sostenía con denuedo sus enseñanzas ydefendía con firmeza a Dios su padre, además de alcanzar un Evangelio de libertady sanidad. Una de las declaraciones más conocidas de Jesús es: "y conoceréis laverdad, y la verdad os hará libres." (Jn 8:32)

Hoy esta popular declaración es confrecuencia usada en un contexto ético, académico, deontológico y político,refiriéndose a la libertad de la opresión política, a la libertad de prensa, depensamiento, de opinión y de conducta. Si bien tales virtudes son notables, Jesús tenía algo más en mente. La libertad de algo más serio que la opresión política, deexpresión, de pensamiento y, la verdad que sólo viene de una fuente: Cristo.

En realidad, Cristo sostenía un diálogo con los judíos recién convertidos y sumanifestación fue: “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en Él: Si vosotrospermaneciéreis en mi doctrina seréis verdaderamente discípulos míos, y conoceréis laverdad, y la verdad os hará libres” (Jn. 8: 31 y 32). Los judíos no entendieron lasmanifestaciones de Cristo, creían tener libertad para todo y que la fuente de su“libertad” era su descendencia étnica, su linaje judía, sus conocimientos; se olvidaron que fueron esclavos de varias naciones y sobre todo del pecado; no eranaún libres y cuando Cristo les dice: “la verdad os hará libres”, reaccionaron en forma airada.

Esta no es una simple declaración, sino constituye exhortación de Jesús, elHijo de Dios; por lo tanto constituye una promesa gloriosa de libertad para quienesle seguimos. La mayoría de las personas que le escuchaban ni le conocían, nireconocían su propia necesidad, y por lo tanto siguieron en su esclavitud.Permanecieron cegados al hecho de que el pecado gobernaba sus vidas.Para el esclarecimiento de este diálogo sostenido entre Cristo y estos judíos, esnecesario analizar la situación en la que se vivía durante el imperio romano. Y escuando Jesús dijo: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

Los emperadores romanos practicaban la inmoralidad abiertamente y también granparte de la población. No sólo la inmoralidad imperaba sino tambien el castigar, losromanos hacian de este castigo de muerte todo un espectáculo. Los criminales ensu gran mayoria eran muertos en el circo romano, devorados por fieras, o muertospor gladiadores mucho más fuertes que ellos. La idolatria estaba tambien por todas4partes y muchos pueblos adoptaban los idolos de otras culturas. La corrupción erala más clara evidencia del caos y desorden. Los emperadores se asesinaban losunos a los otros por tener poder, nadie confiaba en nadie. Cada pueblo conquistado tenia que pagar tributo. Los judíos tenían que pagarimpuestos onerosos a los romanos. Se permitía que el cobrador cobrara algo máspara su gasto y sueldo.

En la práctica estos cobradores exigían todo lo que podían, quedando con ellos todo lo que sobraba de la cuota que tenían que entregar a losoficiales de Roma. Así los cobradores podían enriquecerse a expensas del pueblo.Los judíos malinterpretaron a Jesús (Jn. 8:33). Ellos declaraban no haber estadonunca en esclavitud. Una declaración falsa en vista de la presente ocupaciónromana, y en el pasado la cautividad egipcia, asiria y babilónica! Jesús explica elcontexto de Su declaración (Jn. 8:34-36). Él está hablando sobre la esclavitud delpecado. Él ofrece la libertad de la esclavitud del pecado. El sentido profundo de esta afirmación: “la verdad os hará libres” lo explicó Cristo mismo a lo largo del diálogo; tal como se desprende del contexto, se puedeentender así: Dios creó al hombre libre; el hombre, inducido a error (pensó quepodría ser igual a Dios) por el demonio (mentiroso y padre de la mentira), cometió pecado, y en el mismo momento perdió su libertad, “porque el que comete pecado es esclavo del pecado”.  

Pero el esclavo no puede manumitirse a sí mismo. Tiene que serliberado por alguien con poder suficiente para hacerlo. Ese alguien es Cristo - que es el camino, la verdad y la vida. Sólo Él puede redimir al hombre de su pecado yvolverle por la gracia al estado de libertad, rotas las ataduras con que el pecado leaprisionaba: “Si él Hijo os diese libertad, seréis realmente libres”. Si se analiza de lo que ocurre en nuestro país, en las instituciones públicas eincluso en las iglesias; hoy los líderes políticos y eclesiásticos no se sienten libres,sino apresados; más aún, exasperados por unas estructuras que ellos mismos hanconstruido, sus hábitos, costumbres, conductas los tienen preso y como noconocen la Verdad y si la conocen, ésta no actúa en sus vidas, entonces, se hallanprisioneros de si mismos, sin libertad y con temor a la Verdad.

LA VERDAD NOS PROMETE HACERNOS LIBRES

La verdad nos promete libertad. La verdad involucra relación con Cristo y la obediencia a su Palabra nos conduce a la Verdad. Puede haber justificaciones étnicas, éticas, morales, empero nada de eso es útil:  “Así que, si el Hijo os libertare,seréis realmente libres” (Jn. 8:36). La libertad siempre es un gran acontecimiento;Dios quiere que cada uno de nosotros seamos libre; pero como cristianos sabemosque si no tenemos a Cristo no somos mas que esclavos. No hay Libertad sin Cristo,no hay independencia sin Cristo, no hay voluntad propia sin Cristo.

Cristo es el modelo y el ejemplo de lo que realmente significa ser libre. Jesúsestaba libre del pecado. Su vida entera era una expresión perfecta de la justicia deDios en todos los sentidos. Estaba libre del temor. Podía denunciar el pecado en loslíderes religiosos. No temía a las multitudes que le querían matar. Podía fijar surostro hacia Jerusalén e ir al encuentro de su muerte. Estaba libre de todaenfermedad. Estaba libre de la tradición religiosa. Pero no sólo estaba libre de, sinolibre para. Estaba libre para hacer la voluntad de su Padre en todo y todos los días.

Estaba libre para ser la perfecta expresión de su padre en todo lo que decía y hacía.Estaba libre para dar su vida por nosotros.La libertad que disfrutaba Jesús es la libertad que ofrece a todos aquellos quienescreen en Él. Si tienes a Cristo, puedes considerarte libre, libre para analizar lasituación en tu institución, en tu Iglesia, en tus líderes eclesiales, en la actividadprogramada; ello no quiere decir que ingreses en el terreno del libertinaje. Existen a este respecto numerosos pasajes bíblicos que nos orientan y exhortan: “Ahora bien,el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, hay libertad” (2 Co. 3:17). Por lotanto si tienes al Espíritu de Dios, aflorará en ti los frutos de Él y será honroso en tique los evidencies como parte de tu testimonio.

Además, es lícito mostrar lalibertad que tenemos en Cristo, desde el momento que nos redimió por su muerteen la cruz y por ello tenemos libertad; sin embargo, es necesario emplear la libertadcomo creyentes en Dios y para el bien. “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteisllamados; sólo que no uséis la libertad como pretexto para la carne, sino servíos por amorlos unos a los otros” (Ga. 5:13).  “Andad como libres, pero no uséis la libertad comopretexto para la maldad, sino empleadla como siervos de Dios” (1 P. 2:16).

El apóstol Pablo subraya un hecho singular que forma parte del Evangelio cotidianoa practicar por todos quenes nos llamamos cristianos: Mantenernos firmes en lalibertad que Cristo nos dio. Éste debe ser el testimonio de todos en el actuar diario,no sólo desde el púlpito, no sólo para el consejo, sino y sustancialmente para noretroceder en los caminos tortuosos del pecado. “Estad pues, firmes en la libertad conque Cristo nos hizo libres y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud” (Ga. 5:1).La dependencia en Dios conduce a la independenciadel creyente, pero la dependencia debe ser en el Diosde Verdad que es la fuente de libertad y la presenciadel Espíritu de Dios hace que el creyente tenga mayoro menor libertad; la llenura del Espíritu nos da plenalibertad por lo tanto independencia. La verdaderalibertad no está en el mucho conocimiento ni en eldominio de las ciencias, sino en la dependencia deDios.

Aquellas palabras de San Martin POR LA JUSTICIA DE SU CAUSA QUE DIOSDEFIENDE, son muy ciertas, pues la justicia es de Dios y la defiende, la sostiene yexige que la practiquemos.Bendiciones a todos y que Dios mantenga la libertad en todos.

Cusco, fiestas julias del 2012.

Juan Eduardo Gil Mora

mundoandino2005@yahoo.es 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris