Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


DE NUEVO EL CONCYTEC A LA PCM Y SEGUN FUENTES DEL CONGRESO QUIEREN ELIMINAR COMISION DE CIENCIA. INNOVACION Y TECNOLOGIA- Informa Dr. Modesto Montoya

No pierdas tu sitio en el 
31 de julio - 3 de agosto 2012

El boson de Higgs o la particula dios en el CERN.
Artículo de Javier Solano (Universidad Nacional de Ingeniería, Peru)
 
Desaparecera de nuevo la Comision de Ciencia y Tecnologia?
 
Luego de que el CONCYTEC lo regresaron a la PCM, fuentes del Congreso informan que hay intencionesde fusionar de nuevo la Comision de Ciencia, Innovacion y Tecnologia con la Comision de Educacion.
¿Diran los academicos tambien que no importa,  que lo que se necesita son fondos?

 
 
El CONCYTEC regresa a la PCM, de donde fue reenviado al Ministerio de Educacion
Decisión que concuerda con tesis de curso sobre políticas de innovación: guía para países en desarrollo del Banco Mundial

Escribe Modesto Montoya (*)
(Carta del lector el 23 de junio del 2012 en edición impresa del diario "El Comercio")
El libro Políticas de Innovación (publicado en inglés por el Banco Mundial en el 2010 y traducido al español por laUniversidad Ricardo Palma en el 2012) ha revivido lapolémica surgida, en el mundo académico, sobre el significado del término innovación. Según el diccionariode la Real Academia Española, innovación es creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado; e innovar es mudar o alterar algo, introduciendo novedades. Es decir que innovación no es acción y efectode innovar, como sucede con otros verbos. En innovación se incluye el mercado pero, además, un mercado en particular, y no el mercado, en general. Ahí está la ambigüedad que origina confusión, la que tiene consecuencias en el diseño de políticas públicas de ciencia, tecnología e innovación.
En el mencionado libro se entiende por innovación las tecnologías o prácticas que son nuevas para una sociedad, no necesariamente por otra: “lo que importa es la difusión de esa novedad relativa como fuente de riqueza, empleos ybienestar, un factor especialmente relevante para el mundo en vías de desarrolloâ€. Con esa óptica, las políticas de innovación tendrían como objetivo “capturar el conocimiento y las tecnologías globales, adaptarlos y difundirlos en contextos localesâ€. Para ello no es necesaria la ciencia, la que apunta a generar nuevos conocimientos.
En el documento se reconoce que “los cambios fundamentales en las sociedades y economías han sido y siguen siendo producidos por los avances tecnológicos derivados de la ciencia y la investigaciónâ€. Sin embargo, enfatiza la tesis según la cual “fuentes distintas de la investigación y el desarrollo (I+D) pero tienen un impacto considerable en el origen de nuevas industrias, empleos e ingresosâ€. El mensaje es claro. No es necesaria una política de ciencia y tecnología; bastaría con una política de captura de conocimiento y tecnologías globales, de adaptación y venta en el mercado local. En lo que respecta a las tecnologías de la información y la comunicación, desdeña la investigación que dio lugar al producto y valora mejor la novedad los nuevos servicios a los que da lugar.
Este modelo permitió crecer por un tiempo a los países avanzados. Se abandonó los laboratorios y proliferaron los servicios. Los cerebros celebrados eran los de los nuevos millonarios que los ofrecían esos servicios al mundo. Sin embargo, se fue incubando el declive tecnológico industrial de aquellos que pusieron todas sus esperanzasen ese modelo sin priorización de laboratorios. Hoy, los países que continuaron sin tregua la investigación científica y tecnológica son los que crecen; mientras que los otros conocen problemas de empleo y recesión. China se ha convertido en el mayor exportador de tecnologías avanzadas.
En el 2003, España invertía en I+D un equivalente al 0,97% del PIB, la mitad de la media de la Unión Europea. Arriba estaban Alemania (2,52%), Suecia (3,8%) y Finlandia(3,7%).  Los analistas del informativo madri+d, predecían entonces que la inversión en I+D+i marcará la pauta en el futuro inmediato, afectando a la competitividad de los productos, en una economía globalizada como la actual.  Esos porcentajes se han mantenido esencialmente el mismo por décadas. Hoy Alemania es el motor de Europa, la que busca cómo jalar a España, enfrascada en una crisis anunciada. Los dirigentes reconocen europeos que se equivocaron en priorizar el sector servicios. Duro será retomar el anterior ritmo de la investigación científica y tecnológica.
(*) Presidente de la Academia Nuclear del Perú 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris