Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


RENACER - Aporte del Portal Mundo Mejor

XVI

 
"Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres."
Juan 8:32
 
Si fuese posible popularizar la idea de la pluralidad de las existencias en este mundo, sería un medio de realizar la voluntad divina de permitir al hombre expiar sus pecados, purificarse y esforzarse en ser digno de Dios y de la vida inmortal. Esto sería un gran paso que resolvería intrincados y dolorosos problemas que angustian al alma humana. Pienso cada día más en esta verdad, que será pródiga en beneficios para la religión y para la sociedad.
Arzobispo Puacher Passaralli de la orden de los Capuchinos

Conocer la Verdad más una vez es salir del engaño. No es justo vivir en la ignorancia o engañados, somos LIBRES y no siervos. Dar a conocer alguna Verdad no es estar contra la fe tradicional, es estar en favor de la FE sobre la base de una mejor y más actual interpretación de la Enseñanza. Revelar conocidas alteraciones puntuales dejadas en la primera traducción griega de los Evangelios canónicos, fuente de las posteriores traducciones que conocemos no quita validez a Jesús, por el contrario, lo engrandece en su Misión del Mesías que Él fue. Sí puede que quite validez al dogma o humana interesada interpretación que algunos pretéritos acomodaron de la Enseñanza para consolidar su poder sobre el rebaño. Jesús fue claro y explícito en señalar que por sobre Él estaba el Padre, al círculo interno además les reveló que por sobre el Padre estaba Dios, lo cual es lógico en una Creación multidimensional con universos escalares desde lo más denso hacia lo más sutil. Nuestra mente alcanza hasta el Padre y por ello Jesús dijo que en la oración pidiéramos al Padre. Un Padre que es solo Amor, Comprensión y Perdón para con sus Hijos: TODOS los seres humanos por igual. Acá tendremos diferencias según el plan de vida que cada alma asignó para ciertos atributos poder manifestar y por eso nacemos programados en la Ley del Karma y Reencarnación con la finalidad de Evolucionar vida a vida en una espiral ascendente de ciclos de vidas. Lo hacemos en una vida material en donde la materia representa una ideación mental o ilusión. Ilusión que por la mente que rige la materia se hace realidad en un sueño vida cuya muerte representa un despertar más para el alma. Despertar que con cada hecho positivo de la vida ayuda al alma a desarrollarse en esta etapa del conocimiento y superación de lo material.

Nos corresponde vivir entre otros, el derrumbe de las ideologías credos y filosofías, derrumbe por implosión interna de quienes con su mal actuar rigen esos credos, ideologías y filosofías... Es el derrumbe de la cáscara que los hombres crearon a su manera sobre la base de lo que creyeron era la Enseñanza. De allí nace por ejemplo la idea del fuego eterno para el alma por hechos negativos de una única vida en la materia, sin importar que para el alma eso negativo es un inexistente por no vibrar lo negativo nuestro en esos sutiles niveles. Según ese credo y, como lo ha demostrado la psicología moderna que un 70% de nuestro diario pensar es basura, lo repito según ese credo TODOS estarían y estaremos en el Infierno. Lo acomodan algunos diciendo que si se cree con fe como ellos lo enseñan, son salvos y más de 7.000 millones de personas que no tienen ese credo están condenados al Infierno eterno... ¿Qué Padre es ese? Por ello Jesús nos recuerda:

Pues si vosotros siendo malos sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuanto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le piden?
Mateo 7: 10-12

Además nos agrega:
¿Por qué dudáis del Amor del Padre eterno?

Ninguno para el Padre está descalificado o es superior o inferior a otro como alma, Todos somos iguales, unos almas mayores otros menores, pero iguales. Acá está la necesaria diferencia por evolución de vida que cada alma escoge para su desarrollo como lo es el de reconocer su Amor superando acá el odio; su Sabiduría superando la ignorancia; su Bondad superando acá la maldad... en un natural ciclo de vidas en donde Dios no juega a los dados con nosotros y cada uno nace por su propia alma programado como cada uno es. Nada nos impide en lo que se es intentar Pensar Mejor y llegar a ser Mejor Persona. Si no se logra hay otras vidas por delante hasta lograrlo...

XVII

Conclusión

Sobre la base de lo manifestado por Willim James que no se podía comunicar una experiencia a quienes no habían tenido una similar, entiendo que para nada es fácil intentar explicar y menos aún convencer sobre lo trascendente a quienes viven ligados a dogmas y paradigmas. La ECM es una trascendencia notable, tan notable que permite conocer las etapas desde el momento de morir hasta llegar al umbral con el Más Allá, es decir el límite con el punto sin retorno a la presente vida.

El genial y sorprendente Mozart poco antes que se padre muriera le hizo llegar una carta:

Como la muerte es, si lo consideramos con cierta atención, la auténtica meta de nuestra existencia, he cultivado durante los últimos años relaciones más íntimas con esta franca y bondadosa amiga de la humanidad, de modo que su imagen ya no me resulta aterradora, sino que es fuente de alivio y de consuelo. Y agradezco a mi Dios por ofrecerme graciosamente la oportunidad de saber que la muerte es la llave que abre la puerta de nuestra verdadera felicidad. Jamás me acuesto, por las noches, sin reflexionar -joven como soy- en que quizá no vea el día siguiente. No obstante, ninguno de mis amigos podría decir que con los demás me muestro huraño o malhumorado. Por esta bendición doy cotidianas gracias a mi Creador, y deseo de todo corazón que cada uno de mis semejantes pueda gozar de ella.

Para transcribir esta conmovedora e iniciática carta de hijo a padre, conecto el Réquiem de Mozart, suprasensible obra musical, obra misteriosa en su génesis, la cual Mozart no alcanzó a finalizar dado que murió en 1791. Debo reconocer que después de leer esta carta entendí mejor su obra de despedida, obra en la que el autor desea comunicarnos el luminoso Más Allá que nos aguarda.

En lo personal el tema de la Sagrada Ley de Reencarnación ligado a la de Karma o ajuste entre vidas, además de algo natural es fascinante porque da un real y justo sentido a la vida, sentido que durante mi enseñanza escolar de Religión no encontré y me llevó a ser un rebelde con causa porque ese que me intentaban enseñar como castigador Dios; NO ERA mi Dios...

¿Qué pasó en el mundo cristiano para que esta trascendental enseñanza que los primeros Padres de la Iglesia y Doctores de la Fe profesaran y enseñaran llegara a desaparecer por tantos siglos? Como ya lo vimos en capítulos precedentes la historia nos señala que hubo dos emperadores detrás del actual cristiano rechazo a la Reencarnación. Constantino (272 - 337) para convertirse al cristianismo y terminar con la persecución sin dejar de ser pagano puso condiciones, una de ellas se trataba de la Reencarnación aceptada en ese entonces y que para el Imperio no era conveniente que el pueblo creyera en otra oportunidad de vida. Se logró eliminar de los Evangelios esas referencias que Justiano I en un anómalo Concilio hizo declarar anatema... 

Acá me detengo en el escritor e investigador cristiano Víctor Paul Wierwille (1916 - 1985), un serio estudioso de los Evangelios quien nos dice:

 Una vez clavado al instrumento de muerte de aquellos días las últimas palabras del señor Jesucristo fueron dirigidas a su padre.

Mateo 27:46:

Cerca de la hora novena [como las tres de la tarde], Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

 ¿Cómo podría padre alguno abandonar a su hijo en momentos de tanto dolor y desesperación? Y si así lo hiciera ¿Qué clase de padre sería? Más aún sabiendo que estaba ahí colgado por obediencia a El. Por muchos años la gente de Dios bien intencionada ha sido guiada a creer que el Padre Celestial abandonó a Su hijo en su momento de mayor sufrimiento. Aún aquellos que erróneamente creen que Jesucristo es Dios… ¿Cómo pueden explicar lo inexplicable? ¿Cómo alguien puede creer semejante idea como que Dios abandonó a Su hijo en su hora mas oscura? Sin embargo lo hacen diciendo que Dios no puede tolerar el pecado y por que Jesucristo se hizo pecado por nosotros Dios como que tuvo que irse. Esto contradice todo otro versículo pertinente en la Palabra de Dios.¿Cómo alguien podría forzar a puro martillazo que la Biblia diga que Dios lo había abandonado al señor Jesucristo si el mismo señor Jesucristo dijo que el y su Padre eran uno, que todos lo iban a abandonar pero que el Padre iba a estar con el? Mas aún la Biblia dice que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, y que en Jesucristo habitaba toda la plenitud de Dios. Jesucristo podría haberse ido tranquilamente de la escena de lo que estaba por ocurrirle durante las siguientes 48 horas después de decir esto. Pero decidió quedarse. El siempre hizo la voluntad de su Padre. Por eso decir que Dios lo había abandonado es incongruente con todo lo que sabemos que fue la relación entre Dios y Jesucristo. El problema radica en que las palabras lama sabactani no son griegas sino arameas. Jesucristo hablaba arameo (siriocaldeo). La palabra Elí, grito de victoria que quiere decir "Dios mío". No obstante no existe palabra  lama alguna en arameo pero si existe LMANA , un grito de victoria que quiere decir “para este propósito” o “por esta razón”. La palabra raíz de SABACHTHANI es SHBK o SHBQ que significa reservar, guardar. Hay una antigua versión de la Biblia del lejano oriente que tradujo a la última parte de Mateo 27:46 de la siguiente manera: Dios mío, Dios mío, para esto yo fui reservado. En este mismo punto hace una nota al final de la página donde añade: Este era mi destino. 

Jesús hizo esa proclamación desde lo profundo de su alma:

 

¡Dios mío, Dios mío, para este propósito fui reservado!

Gratificante fue en lo personal leer sobre esta VERDAD, no para creer pero sí para tener mejores argumentos... frente a esta realidad que a la fecha muestran los Evangelios con esa "misteriosa" frase dejada en arameo y mal traducida, cabe preguntarse:

1. ¿Fue accidental o el traductor de la época de Constantino lo hizo con un propósito?

2. Si lo hizo a propósito fue una advertencia para los futuros o actuales presente. Si Constantino logró eliminar a lo menos la Enseñanza de la Reencarnación, ¿como advertirlo? Lo hizo dejando esa frase en arameo con una mala traducción para estimular a investigar en los originales.

Víctor Paul Wierwille nos aclara en parte al panorama al señalar lo obvio:

Desde lo profundo de su ser el señor Jesucristo en la tremenda agonía de su dolor exclama: Dios mío, Dios mío con este propósito he sido guardado. 
Dice que exclamó a gran voz…¡¿Cuán grande pudo haber sido su voz después de dos días de no dormir y sufrir tortura y estar clavado sobre una madera?!... Aún así dice a gran voz. Regresemos al momento previo a su captura.
Cuando Él moría en la cruz, ¿dónde piensa usted que estaba el Padre? CON ÉL.

3. ¿Por qué los originales de los Evangelios desaparecieron?

La correcta traducción elimina ese Jesús débil poco antes morir y lo muestra en su unión con el Padre declarando en un grito de victoria que había cumplido SU MISIÓN para la que fue reservado... ¿Por qué se mantiene la incorrecta traducción en todas las actuales versiones del Nuevo Testamento?

En el Siglo VI, el emperador de Oriente, Justiniano I (483 - 565), declaró la guerra a los seguidores de Orígenes y logró convocar a un sínodo local en el año 543, en donde se condenó la enseñanza de Orígenes, publicando Justiniano sus anatemas o maldiciones contra él y quienes como él pensaran. Luego vino el Segundo Concilio de Constantinopla del 553 manejado por Justiniano I en donde ningún representante de Roma estuvo presente, el Papa Virgilio que no rechazaba las enseñanzas de Orígenes, quedó retenido contra su voluntad en Roma y no aceptó los decretos de dicho Concilio que condenaban entre otras cosas la creencia en la Reencarnación. Este extraño Concilio llama la atención que no estuvo presidido por un Papa, fue acomodado por un Emperador, y sirvió de base para que, desde ese entonces las Iglesias cristianas condenaran la doctrina de la Reencarnación, pese a que fue un laico quien lo ordenaba y lo hacía en contra de la opinión del Papa quien no aceptó la validez de dicho Concilio, como igualmente lo hicieron los tres siguientes Papas, Pelagio I, Pelagio II y Gregorio Magno, quienes también ignoraron los mandatos del Concilio del año 553. Concilio fundamental para el actual rechazo de la creencia no fundamentada el año 553 en argumentos religiosos o espirituales sino políticos, y la política señala que el fin justifica los medios...

Me cuesta entender a quienes todavía hoy actuando como pastores y consagrados condenan al fuego eterno a miles de millones de hermanos tan seres humanos e Hijos de Dios como ellos, y lo justifican sobre la base de una única oportunidad de vida al azar recibida al momento de ser creada el alma, según ellos, en el instante de la concepción por no creer en sus dogmas después de nacer ni ser tan virtuosos como ellos lo serían. ¿Cómo saber sus sentimientos e interpretar a esa selecta minoría que por credo juzga errores ajenos resultado de la natural falta de evolución en lo denso de la materia, y condenan eternamente a la gran mayoría, olvidando los más de siete mil millones de habitantes del planeta que no siguen su credo? TODOS tenemos los mismos derechos de Hijos de Dios. La Psicología moderna destaca que durante un día el 70% de los pensamientos emitidos son basura, lo que valida una afirmación de un pensador que afirmó: No se como es lo interno de un granuja, pero se muy bien como lo es el de un hombre considerado honrado y, me parece espantoso. Muy espantoso es en realidad apreciar a esos honrados creyentes arrogarse el Juicio Divino por humanas interpretaciones de Enseñanzas orales que no dicen lo que ellos suponen dicen o los hacen creer que señalan. Ellos rebajan el Amor del Padre al nivel del peor padre humano... No los entiendo.

Para comprender mejor lo expuesto, en el afán de discernir lo difícil de aceptar para unos y de explicar para otros, expondré lo señalado por Juan G. Atienza:

      Todavía hoy, mientras no surja un factor de certeza objetiva e indiscutible que pruebe al ser humano que la Reencarnación forma parte de su naturaleza y del fenómeno existencial cósmico, este concepto no podrá pasar de constituir una creencia más, asumida o no, objeto de fe y esquema de comportamientos, como cualquiera de las restantes estructuras religiosas que la Humanidad ha asumido en los distintos estadios culturales por los que ha discurrido y discurre su conciencia. Su aceptación, como su rechazo, vendrá condicionado por la asunción gratuita de unas supuestas verdades metafísicas que conforman el entramado de la creencia dominante en cada cultura. Y, tratándose como se trata de una supuesta experiencia que sólo tiene una oportunidad de manifestarse -el instante preciso de la muerte personal de cada cual y de su eventual trasposición a otra existencia-, jamás podrá ser, lo mismo que cualquier creencia, otra cosa que convencimiento gratuito, sujeto al acto de fe que cada individuo ponga en marcha para asumirlo.
       Una evidencia salta a la vista: la creencia en la Reencarnación exige de quienes la aceptan un grado de libertad que resulta difícilmente asimilable con los afanes de dominio e influencia que acusaron, sin excepción, las clases sacerdotales de las religiones constituidas, fueran estas de nación o de carácter salvífico. Para estos colectivos, que se proclamaban únicos intermediarios con el más Allá particular que habían estructurado para el pueblo, la figura divina en torno a la cual giraba la vida de los creyentes mostraba su poder vigilando a su grey y prometiendo premios y castigos en el otro Mundo a partir del instante de su muerte. En este esquema, en el que el Bien y el Mal parecen descritos no como grados de perfección interior, sino como poderes rivales que luchan por influir decisivamente en el comportamiento del ser humano y atraerle a su área de influencia, resulta imposible plantear ni la hipótesis de una eventual reencarnación que devuelva al individuo al escenario donde discurrió su vida, y mucho menos admitir que dicha reencarnación sirviera como oportunidad para que ese individuo tratase de comportarse conforme a lo que le exigiría su propio sentido del Bien, de la Justicia y del Saber, y no el concepto de estas virtudes unilateralmente decretadas por los que decían conocer la voluntad divina, a menudo en franca discordancia con la conciencia natural de sus propios fieles.
        En este contexto sociológico, transformado en base cultural milenaria de los pueblos de Occidente y del Cercano Oriente, los individuos han quedado genéticamente adaptados a las normas que emanan, en síntesis, de los orígenes históricos de las creencias que aceptaron sus antepasados...

En este contexto sociológico-cultural donde nací, soy y vivo, pareciera que aspectos de la teología se han fundamentado en parábolas para elaborar doctrinas, doctrinas que Jesucristo no reveló en parábolas. Acepté la Reencarnación de niño al ver, por primera vez esa palabra escrita, fue una maravillosa apertura mental a recuerdos de un pasado-presente que me significó pésima nota escolar en Religión y el inicio de una rebeldía con causa. En mi Patria representé por años a una exótica minoría que hoy es amplia mayoría con casi un 80% de aceptación de esa creencia por parte de la población. Además, creo, acepto y estoy convencido que mi Cerebro Izquierdo, por línea de evolución logró un buen desarrollo, lo que permite la manifestación mental de mi pensamiento racional de manera dinámica y no pasiva como lo ha sido para el cerebro derecho. Ignoro cuánto del Cerebro Derecho tengo reactivado en la presente encarnación para expresar lo abstracto y sutil mental, siento que lo que de él uso es también dinámico y no pasivo. Ese dinámico uso me hace saberme LIBRE, ni superior ni inferior a otro ser humano, no más que ser humano pero tampoco menos que eso y me llevó a aceptar de manera natural la Reencarnación, y quizá por ello me rijo por lo expuesto en la Sagrada Enseñanza que destaca nuestra LIBERTAD al decirnos:

No debes creer simplemente porque muchos piensen así, o porque esa creencia haya existido por siglos ni porque esté escrita en algún libro que los hombres consideran sagrado; deberás creer por ti mismo y por ti juzgar si esa creencia es razonable o no. Nada se debe aceptar antes de saber por uno mismo, si lo que se está escuchando y aprendiendo es correcto o incorrecto, ya que es uno quien debe decidir lo que es moral y conduce a lo espiritual, rechazando lo que no es moral.

No todo lo que Enseñó Jesucristo quedó registrado en los Evangelios:

Otras muchas cosas hay también que hizo Jesús; que si se escribiesen una por una, me parece que ni aun en el mundo cabrían los libros, que se habrían de escribir.
Juan 21: 25

Sin embargo, de los más de 300 textos conocidos, solo cuatro Evangelios fueron incorporados al Canon del Nuevo Testamento, los otros pasaron a llamarse Apócrifos u ocultos y varios fueron destruidos por la Iglesia de Oriente que no aceptaba Enseñanzas en ellos registradas. De los cuatro oficiales, no están sus textos originales, y ya se señala que en el siglo IV Constantino, primer Emperador Romano en aceptar el cristianismo para el Imperio, hizo borrar las referencias a la Reencarnación en el Canon del Nuevo Testamento... Él temía que la idea de vidas anteriores y posteriores debilitara y socavara su creciente poder, brindando a los seguidores demasiado tiempo para buscar la salvación. Surge entonces una natural inquietud: ¿Por qué no están los textos originales de los Evangelios? Además, quien tuvo el poder para hacer eliminar párrafos; ¿Habrá tenido la tentación de agregar palabras para reforzar su posición...?

Jesucristo estratificó la Enseñanza:

Y llegándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? Él les respondió, y dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado. Por eso les hablo por parábolas; porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.
Mateo 13: 10, 11, 13

Y les dijo: A vosotros es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, todo se les trata por parábolas.
Marcos 4: 11

Y así les proponía la palabra con muchas parábolas como estas, conforme a lo que podían oír; Y sin parábola no les hablaba; mas cuando estaba aparte con sus discípulos, se lo declaraba todo.
Marcos 4: 33, 34

La mayoría se rige por las parábolas y no por lo que dejó en el Círculo Interno y, una de esas Enseñanzas la revelaron los primeros Padres de la Iglesia al explicar la Reencarnación...

Los fundamentos que avalan el rechazo de la doctrina de la reencarnación son post-conciliar a partir del año 553 y lo hacen sustentados en la idea por conveniencia política de un Emperador y en la humana interpretación de parábolas por ignorar, en general los teólogos la Sagrada Enseñanza dejada por Jesucristo a sus discípulos en el Círculo Interno, Enseñanza que no quedó escrita y la que quedó, en general "desapareció".

La doctrina de la reencarnación, postula que por ley el hombre nunca puede retroceder en la escala de la evolución y por lo tanto sólo puede encarnarse de nuevo como ser humano algo más evolucionado cada vez. La vida es una Evolución continua, podrá por ajustes de Karma haber detenciones pero no involución. Me llama la atención entre los que atacan teológicamente a la Reencarnación, cómo usan ellos el concepto de amor, voluntad, justicia de Dios para referirse al castigo eterno de quienes no creen como ellos por las razones que sea, como lo es nacer en hogares miserables, de alcohólicos, drogadictos... Pensé que eso había quedado en el pasado y hoy compruebo que en algunos es todavía dogma actual y así se lo encuentra en InterNet. Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios (Marcos 10: 18).  No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados. Perdonad, y seréis perdonados. Dad, y se os dará. Porque con la misma medida con que midiereis a los demás, se os medirá a vosotros (Lucas 6: 37, 38). Pero cuando viniere el Hijo del Hombre, ¿os parece que hallará fe sobre la tierra? (Lucas 18: 8). Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres (Juan 8: 32). ¿No está escrito en vuestra ley? Yo dije, dioses sois (Juan 10: 34). Y si alguno oyera mis palabras, y no las guardare, no le juzgo yo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo (Juan 12: 47).

¿Quién autoriza a algunos a ser, en lo temporal, destacados defensores de los derechos humanos y a su vez, para lo eterno, actuar cual jueces condenatorios de los más de 7.000 millones de personas que no piensan como ellos? No entiendo Padre, no entiendo que aún haya quienes dudan de TÚ Absoluto Amor. En justicia, rememorando al joven que fui, más una vez expulsado de clases de Religión y con la peor nota del curso, pregunto nuevamente: ¿Por qué dudan del Amor de DIOS? ¿Con qué derecho rebajan el Absoluto Amor de DIOS al nivel del más abyecto y desnaturalizado padre humano?: 

Pues ¿quién de vosotros es el hombre, a quien si su hijo pidiere pan, le dará una piedra? O si le pidiese un pez, ¿por ventura le dará una serpiente? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar a vuestros hijos cosas buenas; ¡cuánto más vuestro Padre celestial dará cosas buenas a quien se las pide! (Mateo 7: 9, 10, 11).

Ahora sí entiendo mejor a Einstein cuando les señaló que Dios no juega a los dados con los hombres.

Lo que pasó con la Enseñanza de la Reencarnación en cuanto su desaparición testimonial, no fue solo una humana actitud egoísta de unos pocos con poder, ese fue el instrumento necesario para que así sucediera. Si no hubieran hecho lo que realizaron los emperadores Constantino y Justiniano I, aun hoy contaríamos con los Evangelios originales, entonces nuestra evolución no sería la que es pues estaríamos pegados a la pasiva aceptación de lo revelado y no a la dinámica activación cerebral que está ocurriendo por nuestro despertar. Se despierta por uno mismo y es en uno mismo donde está estructurada la Verdad. Seguiríamos pasivos sin el dinámico acelerado desarrollo del Cerebro Izquierdo, manera natural de lograr la reactivación dinámica del Cerebro Derecho en pleno desarrollo para este duro Fin de Tiempo que vivimos. La meta es la natural integración de ambos hemisferios cerebrales, para que nuestra mente manifieste lo mejor nuestro ya que sin el cerebro humano la mente no se podría acá expresar y sin nuestra mente el cerebro no sería cual computador dual cuántico y biológico a la vez como lo es. Y vamos hacia esa integración no por dogma, vamos por que por propia voluntada así nos nace por Voz Interior...

San Clemente de Alejandría (150 - 220) advirtió:

Los misterios de la Fe no son para ser divulgados a todos. Es necesario ocultar en un Misterio la Sabiduría hablada.

En aquel Concilio presidido por el emperador Justiniano se promulgó una ley que en parte decía:

403 Dz 203 Can. 1. Si alguno dice o siente que las almas de los hombres preexisten, como que antes fueron inteligentes y santas potencias; que se hartaron de la divina contemplación y se volvieron en peor y que por ello se enfriaron en el amor de Dios, de donde les viene el nombre de (frías), y que por castigo fueron arrojadas a los cuerpos, sea anatema.

404 Dz 204 Can. 2. Si alguno dice o siente que el alma del Señor preexistía y que se unió con el Verbo Dios antes de encarnarse y nacer de la Virgen, sea anatema.

405 Dz 205 Can. 3. Si alguno dice o siente que primero fué formado el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo en el seno de la Santa Virgen y que después se le unió Dios Verbo y el alma que preexistía, sea anatema.

406 Dz 206 Can. 4. Si alguno dice o siente que el Verbo de Dios fué hecho semejante a todos los órdenes o jerarquías celestes, convertido para los querubines en querubín y para los serafines en serafín, y, en una palabra, hecho semejante a todas las potestades celestes, sea anatema.

407 Dz 207 Can. 5. Si alguno dice o siente que en la resurrección de los cuerpos de los hombres resucitarán en forma esférica y no confiesa que resucitaremos rectos, sea anatema.

408 Dz 208 Can. 6. Si alguno dice que el cielo y el sol y la luna y las estrellas y las aguas que están encima de los cielos están animados y que son una especie de potencias racionales, sea anatema.

ANATEMA: Es la máxima sanción impuesta a los pecadores; no solamente quedan excluidos de los sacramentos, sino que desde ese momento se les considera destinados a la condenación eterna.

Es decir, por un extraño Concilio viciado e ilegal el creer en la preexistencia del alma y la Reencarnación, y no creer en el Infierno ni el pecado original, son anatema, al igual que creer en la vida en otros planetas de una galaxia de millones de millones de sistemas solares con sus planetas, siendo la galaxia tan solo una más de los miles de millones de la hipergalaxia, que es una más de los millones en la metagalaxia... de un infinito Universo de universos escalares con una pluralidad de mundos habitados en espiral ascendente, según desarrollo, para la adecuada evolución de las almas.

Esa época pasó y, entrados en el tercer milenio todo lo oculto debe salir a la luz. Puede que al exponer las opiniones, en especial en contra de la Reencarnación, haya entre ellas repetitivos conceptos que las fundamentan, pero conviene tenerlos presente para reforzar el rechazo o aceptación de la creencia. Ninguno puede con certeza decir que El Antiguo Testamento o Jesucristo en el Nuevo Testamento rechazan la Reencarnación. Jesucristo no la nombró pues no correspondía dejarla en parábolas a los de afuera sino junto a la Enseñanza sobre el Reino de Dios que quedó adentro, como San Clemente lo da a entender en una época en que los libros originales eran conocidos. Jesucristo marca nuestra visión occidental, quien quizá mejor lo definió fue Edouard Schuré (1841-1929), al decir: Rama no hace ver más que las proximidades del templo, Krishna y Hermes dan la clave, Moisés, Orfeo, Pitágoras y Platón muestran el interior, Jesucristo representa su santuario... ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Pregunta el Divino Maestro a sus discípulos y ellos responden: Los unos, que Juan el Bautista, los otros, que Elías, y los otros, que Jeremías, o uno de los profetas. Clara alusión a una Reencarnación de algún profeta de su pasado. ¿Por qué entonces Jesucristo no los sacó de su error si la Reencarnación era un error? (Mateo 16: 13, 14). Hubo otra ocasión que demuestra la creencia reencarnacionista de la época: Maestro, ¿quién pecó, este o sus padres, para haber nacido ciego? Y Jesús respondió: Ni este hombre pecó, ni sus padres; mas que las obras de Dios es preciso se manifiesten en él (Juan 9: 2, 3). ¿Cómo pudo pecar un ciego de nacimiento? Karma de la anterior vida se llama, y es preciso que las obras de Dios dejadas, como atributos potenciales al emanar de ÉL cada uno de nosotros como espíritu, se manifiesten realizadas en las diferentes vidas de los distintos planos de la Creación. Tampoco acá Jesucristo señaló que la creencia de la Reencarnación era falsa. A los suyos, en el Círculo Interno de la Enseñanza se lo explicaba...

Este testimonio de la vida real que a continuación va abunda en nuestra sociedad con variados matices:

Hace algunos años, fue puesto en libertad un presidiario que había pasado en la cárcel la tercera parte de su vida, a pesar de alegar siempre inocencia, estaba condenado a cadena perpetua. Transcurrieron 20 años y en su lecho de muerte el verdadero criminal confesó su crimen, siendo entonces liberado el inocente. Un pastor evangélico que ayudaba espiritualmente a los presos excarcelados, se encontró con el liberado e intentó darle apoyo y consuelo, volviéndole al cristianismo. Sin lograr una favorable respuesta del taciturno y silencioso hombre, le pone la mano en su espalda diciéndole que fuera paciente y fuerte, que tuviera confianza en la voluntad de Dios y en la promesa de Cristo. Reacciona entonces el ex-presidiario y respondió: "¿Os atrevéis a decirme que es la voluntad de Dios la que me ha enviado a la cárcel? Si Dios es justicia y amor, ¿por qué no me ha salvado? ¿Qué hice para merecer tales sufrimientos? Yo era honrado y trabajaba para mi familia a la que amaba. Y luego me arrojaron al infierno por un crimen que no he cometido. ¿Es, pues, la voluntad de Dios la que quizás ha hecho morir de hambre a mi mujer y a mis hijos? ¿Dónde están ahora? Nada sé de ellos desde hace muchos años. Estarán en la miseria, muertos o quizás peor todavía. Miradme, soy una ruina, un desecho, arrojado sobre el estiércol de vuestra civilización. ¿Y me decís que todo esto es la voluntad de Dios?". El pastor se fue desolado, pues no tenía argumentos para convencer a ese desventurado de que Dios es JUSTO.

Quienes le hablan a ese hombre de la Voluntad de Dios, una voluntad aleatoria tirada a los dados del destino y no saben explicarle la Ley de Karma o ajuste de la anterior vida en la presente, y le insisten sobre esta única oportunidad de su única vida material para condenarse o ser salvo él y su familia, ignoran las razones de su lógica rebelión bajo humana mirada, pues lo sutil de su alma no puede ser mancillado por lo negativo de lo denso de la materia. A ojo divino se sabe que él mismo y familia programaron sus vidas para reconocer y superar mundanas ligaduras que requerían ahora superar. Nacer es un sueño para el alma, morir es un despertar más para el alma. Las Sagradas Leyes de Evolución, Karma y Reencarnación explican el por qué y ese por qué señala: DIOS es solo Amor, Comprensión y Perdón. No somos fruto del ciego azar ni de un capricho divino, estamos acá como parte de un proceso que se inició cuando desde DIOS emanamos como espíritus dotados con atributos a ser manifestados en los diferentes planos de la creación. Entender los propósitos de la Reencarnación obliga, de alguna manera a comprender el concepto de DIOS e intentar hacerlo desde lo limitado que somos ante el TODO que ÉL es. Cada uno antes de nacer programó como alma lo que sería esta vida...

Muchos viven el diario vivir solo pensando en la manera de vivir o sobrevivir con menos problemas. Pocos piensan qué hay más allá del diario vivir. Al nacer somos recibidos por una gran verdad ineludible que marca el nacimiento: Tendremos que morir. Los menos intentan escudriñar qué hay antes de la vida y más allá de la muerte. Para unos es la Resurrección en una única vida, para otros existe la Reencarnación y algunos suponen la nada. Ninguna de las tres posiciones se puede afirmar o rechazar de manera categórica dado que escapan al análisis racional del método científico. Es notable el número en constante aumento de personas que tienen una muerte clínica y, para sorpresa de la ciencia médica, retornan desde la frontera del Más Allá. Sus relatos corroboran la existencia de un después de morir que es no condenatorio sino de un justo y armonioso análisis de lo que faltó hacer y lo que se realizó. A nadie allá se le preguntó por su credo, grados iniciáticos... Además entre los millones de experiencias muchos refuerzan la Reencarnación.

Mi percepción de la reencarnación podría, según algunos, ser enfocada como Palingenesia, palabra compuesta de origen griego formado por pálin ("de nuevo") y génesis ("origen") que se refiere, en cuanto a Reencarnación básicamente a la regeneración y renacimiento de los seres con una vuelta a la vida. Después de la muerte se vuelve a la vida, una vez el alma haya asimilado lo positivo de la última vida y deba manifestar nuevos atributos en la siguiente vida. Conservando el alma su identidad en un fenómeno de constante renovación (Renacimiento con Transformación). RENACER es una regeneración evolutiva en un ciclo de vidas con nacimientos y muertes en lo físico con un proceso regido por el alma. Representa una regeneración evolutiva que repite experiencias para afrontarlas mejor. En el ciclo de Reencarnaciones uno nace cada vez en un curso superior en la Escuela de la materia, con una mente renovada que trae recuerdos del pasado, un programa subconsciente mental para el nuevo curso y un genoma estructurado para superar errores del pasado y tener éxito en el plan presente, siendo siempre como alma uno mismo con nuevos cuerpos, o nuevo sueño de vida, para cada curso de la experiencia de vida. La individualidad jamás se pierde dado que no somos este cuerpo físico que piensa y tiene sentimientos sino que somos aquello que nos permite vivir en este cuerpo teniendo pensamientos y sentimientos gracias a una mente individual regida por un alma individual. Quizá una manera de entenderlo mejor es suponer que el alma para crecer se duerme mientras rige el proceso de vida de una nueva encarnación. Todo lo positivo logrado y las metas programadas alcanzadas sirven para el desarrollo del alma y nada negativo de la vida toca al alma que está por sobre lo denso, la que, una vez terminado el proceso para esta vida, deja el cuerpo físico desconectando la energía de vida que por medio de la mente le hacía llegar, para despertar con la experiencia positiva ganada que analiza con su grupo y Guía con el fin de evolucionar... 

La meta es: Volver a DIOS como espíritu que cada uno es y hacerlo con todos nuestros atributos desarrollados y el pleno Conocimiento de lo positivo de las diferentes dimensiones al conocer, vivir y superar lo denso transitorio dando lugar a lo sutil permanente. Logrado eso, retornados en DIOS, volveremos a emanar de ÉL, sin perder la individualidad como regentes programadores de universos o Logos...

No dudemos del Amor y Justicia de DIOS, nuestro punto Alfa y Omega, siendo el inicio igual en todos y el final del sendero el mismo para todos. No temamos la muerte; un despertar más del alma que gracias a la vida puede crecer. Lo expuesto sobre Reencarnación en este RENACER queda inserto para vuestro personal discernir.

XVIII

Epílogo

La Vida es un Renacer

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción;
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.


Pedro Calderón de la Barca (1600 – 1681) fue militar, escritor, poeta y dramaturgo barroco español del Siglo de Oro. Tuvo una Inspiración que dejó en su magnífico poema "La Vida es Sueño" poema una de cuyas estrofas encabeza a mucha honra este Epílogo, y da sentido al título de la presente obra.

Eso es la Vida, la Vida es sueño y los sueños, sueños son del alma. Siendo la Vida una Ilusión que la mente hace realidad y que ahora gracias a la moderna física teórica cuántica va tomando racional sentido para nosotros. La Vida es un nuevo Renacer y de cada uno como alma depende la programación necesaria de vida con que se nace, en un amplio abanico de posibilidades que, con el libre albedrío permiten que a su vez cada uno como ser regido por la mente humana sea el cómo se viva...

Se considera al físico cuántico Erwin Schrödinger (1887 - 1961) como uno de los principales demoledores del concepto de la materia. Sus estudios llevaron a varias conclusiones personales y de otros investigadores:
Las partículas elementales, los presuntos "ladrillos" del universo, habían perdido su identidad, no consistían en materia alguna sino que eran forma pura, un espejismo, una ilusión... La Mente es indestructible por obra del tiempo. Todo es maya o ilusión. Los átomos no son individuos, no tienen identidad personal.
La mente no es generada por el cerebro, sino que está vinculada al cerebro. La índole de ese vínculo constituye uno de los problemas más antiguos de la filosofía.
Esto llevó a decir al ateo Bertrand Russel que:
Cuando usted cree tocar una cosa, existen ciertos electrones y protones que forman parte de su cuerpo y que son atraídos y repelidos por ciertos electrones y protones de la cosa que usted cree estar tocando, pero no existe contacto verdadero. La materia se ha convertido en algo demasiado fantasmal para que se lo pueda utilizar como bastón adecuado para golpear la mente. La materia en movimiento, que solía parecer tan incuestionable, resulta ser un concepto completamente inadecuado para las necesidades de la física.
Sir James Jeans manifestó:
Creo que la mente tiene el poder de afectar a los grupos de átomos interfiriéndose en la conducta de los mismos e incluso que la voluntad de los seres humanos puede alterar el curso del mundo aunque este curso esté predeterminado por leyes físicas. El Universo en que vivimos es creación de nuestros pensamientos.
Descubrimos que el universo muestra evidencia de un diseño o de un Poder controlador que tiene algo en común con nuestras mentes. Un estudio científico del universo ha sugerido la conclusión de que puede ser sintetizado en la siguiente oración: parece que ha sido creado por un matemático perfecto.
 El Gran Arquitecto del Universo empieza ahora a revelarse como un matemático puro. 
 El material del universo es material mental. 
El Universo es como un pensamiento en la mente de un matemático.
El viejo dualismo entre mente y materia… parece probable que desaparezca… cuando la sustancia material aparezca como una creación y manifestación de la mente.
Sir John Eccles expresó:
Creo que en mi existencia hay un misterio fundamental -el alma- que trasciende toda explicación biológica del desarrollo de mi cuerpo, con su herencia genética y su origen evolutivo. Si digo que la peculiaridad del ser humano no se deriva del código genético ni de la experiencia, entonces, ¿de qué se deriva? Mi respuesta es la siguiente: Se trata de una creación divina. Cada ser humano es una creación divina.
El cerebro no es una estructura lo suficientemente compleja para dar cuenta de los fenómenos relacionados con la conciencia, por lo que hay que admitir la existencia autónoma de una mente autoconsciente distinta del cerebro, como una realidad no material ni orgánica que ejerce una función superior de interpretación y control de los procesos neuronales.
La mente espiritual controla e interactúa con la maquinaria cerebral.
La mente existe independientemente de su sustrato físico, el cerebro.
Los fenómenos mentales trascienden claramente de los fenómenos de la fisiología y la bioquímica.
Tengo grandes esperanzas de que pronto remontemos el largo y profundo bache de monismo materialista que se había extendido sobre el mundo intelectual como una oscura niebla que apagaba toda la brillantez y luminosidad de los ideales y de la capacidad creadora de los seres humanos. Confío en que podremos recuperarnos, mantener relaciones más sanas con el misterio de la existencia y liberarnos cada vez más de esta tiranía de las afirmaciones dogmáticas de los materialistas, que sólo pueden conducir a la desesperanza y al nihilismo. Me agradaría contemplar una vuelta a la esperanza y a los valores y a un sentido más alto de la vida, e incluso a una concepción de la vida humana donde Dios esté presente.

Nacer y morir son parte del Renacer en un ciclo en espiral ascendente de vidas regidas por el alma. Cada alma nuestra vive en su mundo de la quinta dimensión, carecemos de palabras y entendimiento para referirnos a ese plano existencial vibratorio sutil, plano necesario para el desarrollo del espíritu nuestro situado en la séptima dimensión.
Lo denso material en el que cumplimos el ciclo de nacer-morir del Renacer, nos señala que somos almas jóvenes en los diferentes cursos del plano material, unas menores, otras mayores, pero jóvenes aún en relación a las almas que cumples sus ciclos de Renacer en la cuarta dimensión.

Espero que en este sueño vida podamos algunos superar la pesadilla alienante y caótica actual, pesadilla de Fin de Tiempo con obsesivo apego a la materia mediante bloqueo mental y desenfrenado rechazo a los valores éticos-morales, con la caída de todos los templos que olvidaron su razón de ser... Tengo FE y ESPERANZA. Podemos lograrlo, tan sólo se necesita un 1% que logre en el ámbito planetario PENSAR MEJOR para que, por imantación mental, se genere una positiva resonancia mórfica que de la nota humana para la entrada de la LUZ que disuelva las tinieblas e ilumine nuestro Santuario interior.

¿Qué es la Vida?
¡La Vida es un Renacer!

¿Qué es la Muerte?

¡La Muerte es un Renacer!

Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Mayo de 2011
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris