Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


ADIOS REY DE CASTRO Por: Francisco Ugarteche Domínguez

ADIOS REY DE CASTRO

Por: Francisco Ugarteche Domínguez

Miércoles 13 de Abril de 2016.

Resultado de imagen para LUIS REY DE CASTRO

Anoche muy  tarde me  enteré de  la  muerte de  un viejo amigo, maestro del  periodismo,  Luis Rey de Castro. Uno de esos héroes  anónimos que tiene nuestra democracia. Y sí que fue un  héroe, debido a que sacrificó su vida y la de su familia por defender la democracia, durante la dictadura militar de Juan Velasco Alvarado.

En los tiempos del gobierno militar y antes que todos los medios de comunicación pasen a ser administrados por el Estado, Velasco  se quejaba por  las críticas de  los  periodist as   que  en   sus coment arios   le   hacían   ver sus numerosos errores, sus abusos en el gobierno. Eran tiempos en los que no había gasolina para hacer andar los vehículos de transporte público y privado, escaseaban los alimentos, comenzaba el fenómeno de la inflación.

Entonces Rey de Castro, en una columna que publicaba el Diario La Prensa, hizo comentarios tomándole el pelo al dictador, al afirmar que todos estábamos felices, que ya había gasolina alimentos, que nada faltaba en los hogares de los peruanos.

Velasco orde su detención e inmediata deportación a Panamá, a donde fue a dar sin siquiera tener un documento en el bolsillo. Panamá lo devolvió en el mismo avión. No le permitieron descender y hasta el aeropuerto tuvo que ir su esposa Ana, con un pequeño maletín, con útiles de aseo, su pasaporte y cien dólares, que fue lo único que tuvo para sobrevivir en Panamá hasta que  consiguió un pasaje a España. 
En España vivió con su familia durante los ocho años de la dictadura de Velasco y fue Morales Bermúdez quien luego le permitió retornar al Perú.

Conocí a Rey de Castro después del Tacnazo, en 1975 y trabajé muy cerca de él durante cinco años, en los que puede conocer de cerca algunos detalles de su forzado exilio. Pero no le guardaba rencor a nadie. Vivía con el optimismo de saber que la vida es algo bello, que vale la pena disfrutar, con su única esposa, a quien perdió hace unos pocos años. Junto a sus hijos y nietos.

La vida fue dura para el Rey de Castro que conocí. Y es que a la pérdida de su esposa, le ocurrió antes la de su nieto y luego la de su hijo. Una muerte tras otra, un dolor profundo en el alma, tras otro dolor aún más duro. Pero sin embargo, Rey de Castro, el de la Ventana de Papel sonreía siempre, hasta cuando le dio un derrame cerebral que le paralizó medio cuerpo, hasta el día de su muerte.

Nunca dejó de escribir. Escribía columnas de opinión política, pero también poesía, también cuentos que disfrutaba en la soledad de su pequeño departamento en la calle Bolognesi, en Miraflores. Rey de Castro defendió siempre la democracia y dejó en el camino numerosas amistades a las  que prefirió perder antes de renunciar a su derecho a criticarle, si fuese preciso en su misma cara aquello que consideraba podría estar atentando contra la moral, la ética, las buenas costumbres, los buenos modales. 

Rey de Castro era una especie de Quijote del periodismo. Tenía muy pocos amigos y me precio haber sido uno de ellos. En realidad más que un amigo, fui su discípulo.

Volvimos a trabajar juntos a principios de siglo, en una aventura que tuvo que ver con periodismo de radio, televisión impresos. No temía experimentar con las modernas tecnologías, aunque por la edad le  costaba acoplarse a las nuevas invenciones.  

Nunca dejó de escribir, ni cuando el derrame le hizo perder la conciencia y le mató medio cuerpo. Siguió escribiendo tercamente su columna de la Torre de Papel, que leí desde cuando era niño, cuando estaba en el colegio.

Lo visité a principios de este año y me agradeció el gesto. Era uno de los pocos a quienes permitió lo viera en un estado como jamás quisiéramos ver a un amigo, a un pariente, a un ser querido. Disminuido en sus facultades físicas, hablando con mucha dificultad, expresando con la mirada que se está muriendo, soltando involuntarias lágrimas reflejo de un dolor que le salía del fondo del alma.

Luis ha partido y pienso que ahora, finalmente descansa. Ya se debe haber reencontrado con su amada esposa Ana, con su hijo Pablo, con su nieto, con su madre, con sus seres más queridos. Descansa en paz Luis. Descansa Torre de Papel. Descanse usted maestro del periodismo peruano.

ENTREVISTA A LUIS REY DE CASTRO
Resultado de imagen para LUIS REY DE CASTRO

Luis Rey de Castro Caritg (Arequipa24 de abril de 1930-Lima12 de abril de 2016)1 fue un polémico periodista peruano.  Nacido en Arequipa, fue hijo de Ernesto Rey de Castro y Carmela Cantg Forga. Estudió Letras en las Universidades de San Agustín de Arequipa (1947-1948) y San Marcos de Lima (1958).

Se inició en el periodismo escrito en Arequipa, colaborando en el diario El Deber (1948-1950), desde cuyas páginas atacó a la dictadura de Manuel A. Odría, lo que le valió una temporada en la prisión. Luego pasó a Lima e ingresó al diario La Prensa de Lima, donde tuvo su columna llamada La Torre de Papel, donde comentaba temas de actualidad.

Formó parte de un brillante grupo de periodistas, entre los que se contaban Juan Zegarra Russo, Enrique Chirinos SotoArturo Salazar Larraín, Patricio Ricketts, entre otros, todos ellos formados bajo la dirección del célebre Pedro Beltrán. Volvió a sufrir prisión en 1956, esta vez junto con Beltrán.

En 1962, tuvo una breve incursión en televisión, durante once meses, con el programa dominical Las cartas sobre la mesa en América Televisión. En él se invitaba a políticos y funcionarios del Estado para entrevistas delineadas por la naturaleza de las preguntas del público. Debido a que se convirtió en un programa de oposición fue retirado del aire.

Siguió trabajando en La Prensa hasta que viajó a Europa para volver a fines de los años 1960, durante el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado. En febrero de 1972 fue deportado a España, regresando gracias a una amnistía del PresidenteFrancisco Morales Bermúdez. Trabaja en la Southern Perú y luego como Director de Informaciones en el cuestionado SINACOSO (Sistema Nacional de Comunicación Social).

En 1981, luego de una conversación con el periodista Carlos Paz Cafferatta y con el broadcaster Genaro Delgado Parkerde Panamericana Televisión retornó a la televisión peruana con el micro programa La Ventana de Papel (1982-1987), primero con programas grabados y luego con un espacio en vivo en el programa mañanero Buenos Días, Perú, que alcanzó 756 emisiones. Luego pasó a Frecuencia Latina (canal 2), donde continuó su programa diario de comentarios político, titulado esta vez Torre de Papel (1992-1995).  Posteriormente, continuó con sus labores periodísticas en los diarios El Comercio y Expreso y luego en el diario Correo, con su tradicional columna de análisis de temas de actualidad.  Falleció el martes 12 de abril de 2016.2

Resultado de imagen para LUIS REY DE CASTRO

Obras      

De muerte natural (1988), poemario.

El espejo y otros túneles (1993), narraciones.

Rehén voluntario. 126 días en la embajada del Japón (1998), crónica.

Crónica de un dios menor (2002)

Premios y reconocimientos

  • Premio Nacional de Periodismo Bausate y Meza (1965 y 1968)
  • Premio Nacional de Cuento Ricardo Palma (1971)
  • Premio Nacional de Periodismo (1973)
  • Premio Copé de Cuento (1981)

Véase también

Referencias

1.  Volver arriba↑ Correo: Falleció el periodista y columnista de Diario Correo Luis Rey de Castro

2.  Volver arriba↑ El humor y periodismo de duelo por Fernando Farrés y Luis Rey de Castro

Bibliografía

Categorías

Nacidos en 1930

Fallecidos en 2016

Arequipeños

Escritores de Perú

Escritores en español del siglo XX

Periodistas de Perú

Sanmarquinos (siglo XX)


Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris