Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


UCHURACCAY: TRIBUTO A LOS MÁRTIRES DEL PERIODISMO PERUANO

    UCHURACCAY: TRIBUTO A LOS MÁRTIRES DEL PERIODISMO PERUANO

    Resultado de imagen para mártires de uchuraccay
    Resultado de imagen para mártires de uchuraccay
    Resultado de imagen para mártires de uchuraccay
    Para quienes realizábamos labores periodísticas en 1983, la tragedia de Uchuraccay queda en nuestra memoria profesional, como la peor Comisión que hayamos cubierto en nuestras vidas. Para los ciudadanos, distantes del quehacer periodístico, es una de las más dolorosas noticias recibidas. Para los amigos y familiares de los mártires, es un dolor que no cesa, y que anualmente se renueva en cada Misa de Recuerdo.  Para los peruanos, Uchuraccay es una herida abierta, que no cierra, porque las causas que la originaron, todavía permanecen en el misterio y pretenden ser enterradas por los silenciosos mecanismos del Poder.  Hace 33 años, Eduardo de la Pinella, Pedro Sánchez, y Félix Gavilán de El Diario de Marka; Jorge Luis Mendivil y Willy Reto de El Observador, Jorge Sedano de La República; Amador García de Oiga, y Octavio Infante; fueron silenciados violentamente en su búsqueda por la noticia. En su deber, los enrostró la muerte, con la muerte más despiadada.

     
    La presente muestra periodística, pretende recordar la forma en que reaccionó la prensa escrita ante la infame tragedia. El dolor de los fotogramas, nos devuelve un poco el dolor de entonces. Creemos, sin embargo, que es necesaria darla a conocer a los más jóvenes. Mucho más, teniendo en cuenta que estas imágenes han sido condenadas a hemerotecas y sepultadas en la era de la sobreinformación de los tiempos digitales. Esta muestra, apenas se inicia, pretende ir creciendo y hacerse itinerante, en lo que dure nuestra gestión; así como irla ampliando con documentación nueva. Esta muestra es, pues, sólo el inicio, del gran homenaje que pretendemos darle a nuestros amigos, nuestros hermanos, nuestros mártires.

     
    Max Obregón Rossi
    Decano del Colegio de Periodistas del Perú 

    Foto de Juana Begazo Portugal. 

    LOS MÁRTIRES DE UCHURACCAY: 33 AÑOS DESPUÉS EL DOLOR SE HIZO ETERNO

    Uchuraccay, este poblado de las alturas de la provincia ayacuchana de Huanta saltó a las primeras planas de los diarios del mundo cuando se conoció de la masacre de los ocho periodistas y el guía, que fueron confundidos con senderistas. Treinta y tres años después, estos hechos son una herida abierta en la memoria colectiva de los peruanos.  La pesadilla tiene fecha de inicio: 17 de mayo de 1980, cuando ese movimiento subversivo de ideología maoísta apellidado Sendero Luminoso (SL) quemó las ánforas y los padrones electorales de la comunidad alto andina de Chuschi, en Ayacucho, declarando el inicio de su absurda guerra contra el Estado peruano. Entonces, nuevas palabras se pronunciaron, primero, entre los habitantes de Ayacucho. Fue como un rumor que llegaba a las ciudades del departamento en las voces asustadas de los campesinos, en los llantos de las mamachas quechuahablantes, sus primeras víctimas. Luego la duda se hizo temor, olía a pólvora, se multiplicaban las pintas rojas en las paredes; aparecieron los primeros cadáveres, y los primeros niños y jóvenes fueron arrancados de sus familias a la fuerza para engrosar las filas del temible SL. Era el inicio del apocalipsis. Después, la prensa incluyó las palabras y estas se hicieron comunes y corrientes entre los peruanos: comando de aniquilamiento, ataque, guerra popular, viejo Estado, coches bomba, dinamitazos, apagón, estado de emergencia. Y la muerte se hizo cotidiana. Tres años después, los ayacuchanos (sobre)vivían entre dos fuegos. Ya el general EP Clemente Noel Moral había sido nombrado jefe del Comando Político-Militar de Ayacucho, y estaba informado de todo desde el cuartel Los Cabitos; a la par, se dispuso que los hombres de prensa no salieran de la ciudad sin permiso. 
     
    El 26 de enero de 1983, ocho periodistas se desplazaron hasta Huanta y subieron al alejado poblado de Uchuraccay. El 21 de enero, en la cercana comunidad de Huaychao, siete subversivos habían sido aniquilados, y al día siguiente, el 22, cinco senderistas más. Los ocho y su guía llegaron para averiguar sobre estos hechos; los comuneros, que pertenecían a la etnia iquichana, dijeron después haberlos confundido con senderistas que venían a tomar represalias, y los asesinaron. Explicaron que recibieron la orden del Ejército de matar a todo desconocido que se acercara. Los nombres de los ocho hombres de prensa (Eduardo de la Piniella, Pedro Sánchez y Félix Gavilán, de El Diario de Marka; Jorge Luis Mendívil y Willy Retto, de El Observador; Jorge Sedano, de La República; Amador García, de la revista Oiga, y Octavio Infante, del diario Noticias de Ayacucho) han quedado para siempre en la historia del periodismo nacional. “¿Y cómo fue?, ¿qué sucedió? Por aquí pasaron y jamás volvieron aquellos que fueron rumbo a Uchuraccay. Mártires de la noticia que por buscar la verdad solo encontraron la muerte en Uchuraccay”, dice el huaino "Por aquí pasaron", del compositor Luis Abelardo Takahashi Núñez. Pero los comuneros de Uchuraccay, después del asesinato de los periodistas, no solo estuvieron bajo el escrutinio de la justicia, sino también, en el lapso de un año, tal como recuerda el libro "Uchuraccay. El pueblo donde morían los que llegaban a pie", de Víctor y Jaime Tipe Sánchez, sufrieron por la muerte de 135 de sus habitantes, ejecutados por Sendero Luminoso. El Informe Final de la Comisión de la Verdad (2003) indica que los sobrevivientes uchuraccaínos tuvieron que huir a otras zonas de la Sierra y la Selva. Se crearon dos grupos de investigación, uno presidido por el escritor Mario Vargas Llosa, que señaló a los comuneros como responsables de los hechos, y otro, a cargo del Poder Judicial, que sentenció en 1987 a tres campesinos y ordenó la captura de otros 14. (José Vadillo Vila)


    Resultado de imagen para mártires de uchuraccay

Grupo ALTURAS - POR AQUI PASARON "Mártires de Uchuraccay" (Luis Abelardo Takahashi Núñez)

https://www.youtube.com/watch?v=Ahvk05d8-yo



Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris