Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


HOMENAJE A NUESTRO AMADO PADRE JUAN CLAUDIO ZEGARRA AGRAMONTE EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

HOMENAJE A NUESTRO AMADO PADRE JUAN CLAUDIO ZEGARRA AGRAMONTE EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

Agradecemos a Dios por permitirnos recordar  a nuestro amado padre JUAN CLAUDIO ZEGARRA AGRAMONTE, quien un día como hoy 6 de mayo, hace 100 años, nació en el hermoso puerto de Mollendo, compartió todo con mamita MARCELINA LUISA MACEDO VALDIVIA DE ZEGARRA y serán siempre el mayor aliento para sus hijos Sergio Armando (Q.D.D.G.), Angel Esteban, Jorge Alfredo, Juan Pascual y familias.

Papá, tu vida fue siempre un compartir, con nuestra querida madrecita nos dieron lo mejor, sobre todo nos enseñaron  a creer y vivir.  Hoy siguen intercediendo para que podamos continuar en la tarea, siempre sirviendo al Padre Eterno, a nuestra Tacna Heroica y la gran Patria peruana. 

http://espiritualidadycomunicacion.blogia.com/2014/050601-homenaje-a-mi-padre-juan-claudio-zegarra-agramonte-en-el-centenario-de-su-nacimi.php

En el avión de las 200 Casas, recordamos a papá Juan, mamita Marcela, tía Corina y prima Nora, tía Rozarito. Las siguientes fotos nos permite traer a la memoria a los amigos y amigas de siempre. Dios los bendiga.

GRACIAS PAPÁ

Por: Gonzalo José Rodríguez Marcucci

Sé por fe que Dios es Amor Infinito y Sabiduría Perfecta; que ni una hoja de hierba se mueve sin Su Voluntad; que, dentro de todos los hombres del mundo, Dios te escogió a ti para que fueras mi padre; y, aunque como humano seas imperfecto, eres el padre perfecto para mí.

Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. Yo soy tu sangre papá, a ti te debo la vida. Sé que Dios nos ha unido, tú siempre serás una parte de mí y yo de ti.

Reconozco que tú me has amado aún desde antes de nacer. Hoy te confieso que siempre he necesitado de tu amor. Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. Te pido perdón por las veces que no comprendí tu amor.

La vida me hizo entender que, si alguna vez no estuviste conmigo, tu amor me acompañó; que si alguna vez me corregiste duramente, tu amor me acarició; que en la tierra o desde el cielo, tu amor está siempre conmigo.

Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. Te agradezco papá por la vida que me diste. Te agradezco tus esfuerzos, tu trabajo y tu ejemplo. Te agradezco tu gran amor. Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más.

GRACIAS DIOS MÍO POR HABERME DADO AL MEJOR HOMBRE COMO PADRE.


TRIBUTO A MI PADRE

Por: Christian Téllez


Según  desprendo  de  sus  viejos relatos, 

Mi  padre  habría  querido el  entierro  vikingo del “Beau geste”.

Pero no tengo barca,  solo un  canto en  la  partida.

…Mi padre soñaba todo el dia

con vender nuestra casa

y llevarnos a conocer

el Faro de Alejandría.

(Mocedades) 

En ese efímero lapso, desde que su mano,

segura, tierna y creadora

me aferraba entre juegos  y aventuras.

a hoy cuando su diestra sólo esculpía

una caricia débil y lerda sobre mi palma

una caricia caduca,

palpitante sobre mi palma

Mi palma de hombre, de padre, de piedra.

 

En el cercano inicio

su pecho vigoroso fue una montaña,

un gran risco por escalar en la alfombra del salón.

 

Hoy su pecho de roca se deshace.

su mano de padre se escurre entre mis dedos.

Es que el filón duro,

esa roca de hombre rodó la pendiente,

vertiginoso, vigoroso,

abriéndome camino.

 

Rodó inclaudicable

desgastándose, marcando la huella.

Hoy al llegar al mar… la playa, su último sueño.

Su cuerpo, pequeño guijarro,

es sólo arena.

 

Arena a los pies del Faro de Alejandría.

Y su desgaste

argamasa fundamental,

componente de mi rodar.

 

Lloro, probablemente

Y es que en este breve lapso

en que compartimos la pendiente

vivimos toda una vida.

Hoy miro y realizo que en el último tramo

a veces rodamos a la par,

a veces me adelante.

Y soberbio, te confieso,

no entendía tu letargo

 

Pero padre ese breve lapso fue toda una vida

padre ilumíname

que quiero llegar a Alejandría.


Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris