Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


SALVADOR Y SEÑOR - Comparte César Muñante / REFLEXIONES: LOGRANDO LA CALMA - Renuevo de Plenitud

SALVADOR Y SEÑOR


¡El Evangelio es realmente una buena noticia! “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eternal” (Juan 3:16).

¡Que maravilloso resumen del Evangelio! Pero cuidado, aunque Dios amó a todos los hombres sin excepción, cada uno de ellos debe creer y aceptar  personalmente el regalo del Hijo de Dios.

La Buena Nueva es para todos, tanto para usted como para mí. Pero Dios espera una respuesta personal de cada uno. Jesucristo dijo al ciego a quien había sanado: “¿Crees tú en el Hijo de Dios ?” (Juan 9:35). ¿Cree usted?  ¿Ha aceptado a Jesucristo como su Señor y Salvador personal, como Aquel a quien necesita , el único por medio del cual puede conocer a Dios como un Padre que le ama?.

Esto es suficiente para estar seguro del perdón de Dios y disfrutar de sus cuidados paternales.

Pero la buena noticia no se detiene ahí, pues Jesucristo también quiere ser su Maestro, dirigir su vida. Tiene derecho a hacerlo porque es Dios y le redimió al precio de su preciosa sangre (1 Pedro 1:18-19).

Le ama demasiado para dejarle hacer su propia voluntad, por ello le abre un camino nuevo y feliz. “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

Entonces, escuchando lo que él le dice en su Palabra, la Biblia, usted aprenderá a conocerle como su Salvador y Señor.

Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor. (Lucas 2:11).

Y nosotros hemos visto y testificado que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. (1 Juan 4:14).

Entonces Tomás respondió y le dijo: Señor mío y Dios mío. (Juan 20:28).

P.D. Tomado de La Buena Semilla, Noviembre 17 del 2013.

COMPARTE: Cesar  Muñante munantecesar@yahoo.com

Reflexiones - Logrando la Calma

Es casi imposible dormir, si estás "demasiado tenso". ¿El recuerdo de los eventos del día, te impide conciliar el sueño? ¿ Sientes a veces como si escalaras una montaña y empujaras una inmensa piedra con un palo diminuto? Memoriza las siguientes palabras:

Levantaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro?
Mi socorro viene del Señor, que hizo los cielos y la tierra.
Salmos 121:1-2

¿Estas preocupado ante la posibilidad de cometer errores, de causarle una desilusión a tu jefe, o fallarle a tu familia? Graba en tu interior estas palabras:

No dará tu pie al resbaladero, ni se dormirá el que te guarda.
He aquí, no se adormecerá no dormirá el que guarda a Israel.
Salmos 121:3-4

¿Te afectan a tal grado las innecesarias ansiedades que a veces por tu vida o por tu salud? Memoriza lo siguiente:

El señor es tu guardador; el Señor es tu sombra a tu mano derecha.
El sol no te herirá de día, ni la luna de noche.
Salmos 121:5-6

¿Has comenzado ya a agonizar por las fechas límites del presente mes, los impuestos por pagar el año venidero, la matrícula universitaria que hay que costear en diez años, o por suplir fondos a tu cuenta de jubilación de aquí a treinta años? ¿Cargas todo esto al disponerte a reposar tu cabeza en la noche, sobre la almohada? Aprender las siguientes palabras:

El Señor te protegerá de todo mal; Él guardará tu alma.
El Señor guardará tu salida y tu entrada desde ahora y para siempre.
Salmos 121:7-8

¡Acabas de memorizar un salmo completo! Repítelo cada noche. Sustituye "tu" por "mi", y "te" por "me" de modo que lo personalices. Entonces, descansa sabiendo que Dios te tiene a ti, tu vida y al resto del universo, bajo Su control.

Jeremías 31:26
Y mi sueño me fue agradable.

Reflexiones - Renuevo.net

Promesa - Tú Me Cuidas!

Bajo la sombra estaré de tus alas por siempre,
ya no tengo nada que temer porque Tú me sostendrás, y
el abrigo de tu amor siempre me cubrirá.
¡Tu me cuidarás!

Salmo 91:4

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

Salmos 36:7
¡Cuán preciosa es, oh Dios, tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se refugian a la sombra de tus alas.

Salmos 17:8
Guárdame como a la niña de tus ojos; escóndeme a la sombra de tus alas.

pp esperanzad

La Esperanza es el mecanismo que mantiene al ser humano tenazmente vivo, soñando, planeando y construyendo.

La esperanza no es lo contrario del realismo. Es lo contrario del escepticismo y la desesperación. Los mejores especímenes de la humanidad siempre han albergado esperanza cuando no había salida, han conseguido sobrevivir a circunstancias imposibles y se las han arreglado para construir algo cuando no disponían de muchos elementos a partir de los cuales hacerlo.
«El corazón alegre es una buena medicina»,
afirman los Proverbios de Salomón.

Esta sabia afirmación se ha comprobado una vez más en nuestros tiempos.

Después de la Segunda Guerra Mundial se verificó que los prisioneros de guerra estadounidenses que estaban convencidos de que vivirían para contarlo y centraban su actitud y sus pensamientos en el futuro salieron con muchos menos traumas que los que pensaban que no volverían.

delicados-proposito1

Devocional Diario - Hoy... Me Guiará Con Propósito - "Me Guiará por Sendas de Justicia por amor de Su Nombre" Salmo 23

Caminaba con mi mascota en un día alegre y lleno de color. Mi perro parecía entender mi alegría matutina y se unía en un armonioso dueto conmigo mientras saltaba moviendo su cola. Yo sabía adonde me dirigía, pero mi perro tenía su propio destino.

Con mucha frecuencia quería tomar su sendero pero la cuerda que lo sujeta a mi mano lo detenía. Cada vez que su cuello sentía el correaje impidiendo su propio destino, era como una orden silenciosa que le advertía que su amo tenía un propósito. Ese día reflexioné mientras miraba a mi perro, que Dios me guía con propósito a pesar de mis desatinadas andanzas errantes.

http://www.renuevodeplenitud.com/


Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris