Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


CÓMO SER UN BUEN EMPLEADO DE DIOS (Basado en los 10 Mandamientos)

CÓMO SER UN BUEN EMPLEADO DE DIOS (Basado en los 10 Mandamientos)

1. La confianza solamente en Dios.

La confianza en nadie más que a Dios. La gente te decepciona. Dios ha creado y tiene un plan maravilloso para tu vida. Él es demasiado bueno para lo malo, y demasiado sabio para cometer un error. Que su paz, permanezca en vosotros.(Proverbios 3 :5-6)

2. Adora únicamente a Dios.

No haga de su carrera, su empresa o su jefe un dios. Si lo hace, le provocará a celos y el resultado final será la lucha contra él. De hecho, es posible que se dificulte el logro de lo que quiere hasta que se aparte de la idolatría. (Éxodo 20:5).

3. Usa el nombre de Dios con reverencia y respeto

No juren!  Las palabras limpias salen de un corazón limpio! Si sus compañeros de trabajo saben que usted es un cristiano, pero oyen que el nombre del Señor es usado en vano, o maldiciones y juramentos de su boca, dará la apariencia de ser un hipócrita. Mateo 15:17-19).

4. Trabaja seis días y descansa el séptimo.

Antes de pedir más tiempo de vacaciones, hágase algunas preguntas: “¿Honras el descansar? “Dios ya le ha dado 52 días de tiempo libre que equivale a siete semanas. “Son tus expectativas de trabajo, vacaciones y jubilación realistas? “Al descansar un día a la semana, usted puede evitar el agotamiento. (Génesis 3:17-19).

5. Respeta y obedece a tu jefe.

Usted debe respetar y obedecer a su jefe, porque usted no sabe lo que es estar en sus zapatos. Además, su jefe máximo es el Señor Jesús. Sírvalo
fielmente en el trabajo, y Él te bendecirá. Sin embargo, si su jefe lo manda que haga algo ilegal o inmoral, debe tomar una posición y obedecer a Dios
antes que al hombre. (Efesios 6:5-8).

6. Proteger y respetar la vida humana.

La manipulación emocional, mental, físico y espiritual, los abusos y la violencia no tienen cabida en el lugar de trabajo … o en cualquier lugar. Usted no tiene el derecho de usar y abusar de su jefe, compañeros de trabajo, empleados, clientes o proveedores. (1 Tesalonicenses 3:1-2).

7. Sea fiel a su Esposo o Esposa.

Si usted no está recibiendo el tipo de atención que usted  siente que se merece en casa, es común que buscarlo con alguien en el trabajo. Honra tus votos matrimoniales evitando romances en la empresa! Son muy tentadores, muy reales, y muy comunes. También son muy malos y muy destructivo. (Mateo 19:8-9).

8. No tomar lo que pertenece a otros.

El robo en el trabajo puede tomar muchas formas. Usted puede optar por robar materiales, dinero, el tiempo, la productividad y la alegría de su empleador y de los otros. No elimine su integridad por el robo. (II Corintios 7:1-2).

9. No mientas sobre otros.

No inventes historias acerca de su jefe, compañeros de trabajo y tampoco propagues chismes en aras de la política de la empresa. Estás aquí para ser la sal y la luz, no la pimienta y la oscuridad! La verdad siempre sube a la superficie, y eventualmente serás avergonzado y reprendido si mientes. (II Pedro 2: 10-13).

10. Estar satisfecho con lo que tiene.

El contentamiento no significa que no se pueda perseguir objetivos dados por Dios, pero lo que hace es  que usted este contento con lo que Él le ha proporcionado, día tras día. La alegría es una cualidad poco común en la cultura de hoy, pero es muy liberadora! El materialismo, la búsqueda de rango, puñaladas por la espalda, y el descontento conducen a la esclavitud emocional, mental, financiera y espiritual.(I Timoteo 6:6-11).

Cuando la presión es demasiado fuerte

Entonces los que temían a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. – Malaquías 3:16

¿Alguna vez usted ha notado que los que han sido agobiados por la presión son los que tienen los testimonios que más animan y más inspiran nuestra fe? Son creyentes que fueron fieles y confiaron en Dios cuando se sintieron presionados; confiaron en las promesas de Dios sobre la prosperidad en situaciones económicas desesperantes o confiaron en Dios para que los sanara de una enfermedad muy grave.

Mi amigo, cuando se encuentre en una situación muy difícil, no es hora de volver atrás para ponerse a reconsiderar la fidelidad de Dios ni es hora de alejarse de Él y decir: “Bueno, Dios, ¿por qué dejaste que esto me sucediera?” Lo que quiero decirle es que cuando las dificultades tarden en desaparecer y las circunstancias no estén en línea con las promesas de Dios, no se ponga a cuestionar la fidelidad de Dios. Él está al tanto de lo que está pasando y no va a fallarle.

Si usted va a examinar algo, examínese a sí mismo y considere dónde pudo haber fallado. Pero si no puede encontrar el origen del problema, simplemente diga: “Señor, no sé cuál es el problema. Por favor, te pido que me lo muestres. Sé que Tú no eres el problema. No quiero dejarme llevar por las circunstancias, sino por tu Palabra”. Entonces, cuando Él le muestre lo que es, no se demore en hacer los cambios necesarios.

Quiero instarle a que esté firme y siga honrando a Dios con sus palabras. Él estará oyéndole cuando usted se sienta agobiado por la presión, ¿qué será lo que oirá de sus labios?

Salmo 62

62:1 En Dios solamente está acallada mi alma;
De él viene mi salvación.
62:2 El solamente es mi roca y mi salvación;
Es mi refugio, no resbalaré mucho.
62:3 ¿Hasta cuándo maquinaréis contra un hombre,
Tratando todos vosotros de aplastarle
Como pared desplomada y como cerca derribada?
62:4 Solamente consultan para arrojarle de su grandeza.
Aman la mentira;
Con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah
62:5 Alma mía, en Dios solamente reposa,
Porque de él es mi esperanza.
62:6 El solamente es mi roca y mi salvación.
Es mi refugio, no resbalaré.
62:7 En Dios está mi salvación y mi gloria;
En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.
62:8 Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos;
Derramad delante de él vuestro corazón;
Dios es nuestro refugio. Selah
62:9 Por cierto, vanidad son los hijos de los hombres, mentira los hijos de varón;
Pesándolos a todos igualmente en la balanza,
Serán menos que nada.
62:10 No confiéis en la violencia,
Ni en la rapiña; no os envanezcáis;
Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas.
62:11 Una vez habló Dios;
Dos veces he oído esto:
Que de Dios es el poder,
62:12 Y tuya, oh Señor, es la misericordia;
Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.

Gloria Copeland

http://devocionalescristianos.org/

Recursos Cristianos

BÚSCANOS EN FACEBOOK

Devocionales Cristianos

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris