Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


DEL ESCRITORIO DEL EDITOR - Rvdo. James Nelson, Director de Hojas de Oro

42 años de publicación gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“…que contendáis por la fe…” Judas 3

Año XXXXII, No. 7                  JULIO  2012

Del escritorio del editor.

     Este es un llamado a regresar a las Escrituras y olvidar “lo que dicen los hombres”. Durante mis 87 años he visto un abandono de las Escrituras y una tendencia a enseñar lo que es “fácil de oír”. En los sermones de hoy no hay mención del pecado, del infierno, ni del arrepentimiento, ni de la separación del mundo, ni del peligro de mirar la tele, escuchar toda clase de música mundana, etc. La pornografía ha entrado en las casas por medio del televisor y el internet. Los niños pueden ver toda clase de pornografía en su propio cuarto. Casi todos los pastores han caído en la falsa enseñanza de una “creencia fácil”. Los bancos del templo se llenan con gente vestida como para un día de campo. Hermanos que Dios salvó y llamó a predicar, les ruego hacer lo que dice Judas 3: “Que contendáis por la fe”. ¿Cuál fe? Las enseñanzas de Jesucristo y Sus Apóstoles, no las doctrinas falsas de los carismáticos, con sus mentiras de “salud y prosperidad”.

    Tenemos demasiados pastores que pasan su tiempo en su escritorio jugando con su computadora en vez de cumplir con la Gran Comisión. ¿Dónde está el pastor que va casa por casa predicando las Buenas Noticias? ¡Qué vergüenza! Yo aprendí en el seminario que mi deber era evangelizar, y para hacerlo tuve que caminar casa por casa explicando el mensaje de salvación a cada persona. Esta fue mi obra durante los muchos años de ser pastor y en el campo misionero. Casa por casa, día tras día, y Dios bendijo, y muchas almas fueron salvadas, y se establecieron asambleas.

     Pastor, es tu responsabilidad avisar a tu congregación del gran peligro de ver los programas y videos de los “famosos” evangelistas. Gente como Benny Hinn y otros por el estilo.  Toda esta gente son impostores, con el único propósito de engañar a los que escuchan para vivir de su dinero. Todos  estos “evangelistas” viven una vida de lujo, tienen empresas grandes, reciben millones de dólares cada año de gente inocente.

     No hay instrucción dada en la Biblia a llamar a la gente para ser sanada. Al contrario, la forma está bien clara en Santiago 5:13-16.

     Nací en el mes de enero del año 1925; y a la fe en marzo del 1944. Pronto fui obediente al mandato del Señor y fui sumergido por la autoridad de una Asamblea Bautista No Conformista, más adelante estudié en el semanario por tres años. Salí y comencé como pastor y luego como misionero por 25 años.

     Hace 42 años el Señor puso en mi corazón la necesidad de tener una publicación para ayudar a los pastores para que ellos puedan aprender la verdad de las Escrituras. Hay muchas revistas publicadas, pero no contienen nada de valor. Muchas fotografías, mucho espacio en blanco, pero no hay algo benéfico que sirva de pasto para usar en las predicaciones.

     Hay mucha oposición a la verdad, aun entre los pastores que usan el título de “bautista”. Hay mucho compromiso entre los pastores de hoy en día. Hay pocos que han tomado una posición firme sobre las Escrituras. Muchos pastores “bautistas” tienen compañerismo con los pastores del movimiento “pentecostés”, aún hasta los invitan a predicar en sus asambleas.

     Yo no pertenezco a ninguna organización de pastores o asambleas, porque no hay ningún mandato en las Escrituras para hacerlo. Mi esposa y yo somos miembros de una asamblea bíblica en la ciudad de Salina, Estado de Kansas en EE. UU. Esa asamblea es autónoma y su  pastor es  Jaime José Sexton.

     Pocos pastores conocen la historia de la EKKLESÍA, la asamblea que Jesucristo, el Prometido de Génesis 3:15, comenzó. En este pasaje está la primera promesa en cuanto al Redentor. Los que han leído la historia de la “iglesia” concibiendo la idea de que la “la iglesia” tuvo su principio en aquel día de fiesta de los judíos llamado “Pentecostés” (quincuagésimo día), no están en lo cierto. Jesús, el Prometido, seleccionó y estableció la primera EKKLESÍA durante Su ministerio de (Página 2) tres años, en la Ciudad de Jerusalén. Después de Su muerte, aquella asamblea, ya en plena operación, recibió el poder en el día de la fiesta cuando los once apóstoles (Hechos 1:28), viendo la gran cantidad de visitantes de muchas naciones, “comenzaron a hablar en distintas lenguas. No los oyentes, ellos no hablaron en lenguas, pero entendían sus propios idiomas hablados por los once apóstoles.

    Hermano pastor, no seas engañado con los errores de los  llamados “pentecostales”. Hay que recordar que su movimiento no fue conocido hasta hace solo 112 años en el Estado de Kansas, EE.UU., por un “predicador” llamado  Parkham, quien enseñó que no había razón para no “hablar en lenguas” y llevar el evangelio a los extranjeros. Todo comenzó cuando una señorita tuvo un “ataque”, se cayó y comenzó a  decir palabras no comprensibles, y los demás estudiantes comenzaron a hacer lo mismo. Ellos no hablaron en lenguas entendidas sino que hicieron sonidos no comprensibles. Hasta el día de hoy es así. Este fue el principio del “movimiento de lenguas” y se esparció a todos los EE.UU. en menos de un año, y a casi todo el mundo un poco después.

     Por más que 1900 años, desde el principio de la EKKLESIA por Jesucristo en la ciudad de Jerusalén, tal cosa  nunca había sido oída. El único apóstol que uso las lenguas fue Pablo. No hay instrucciones dadas en las Epístolas de que los creyentes tienen que hablar en “lenguas”. La mención de lenguas en 1 Corintios fue porque ellos habían abusado de estas y Pablo tuvo que corregirlos.

     Sí, las “lenguas” fueron usadas en el principio  porque los creyentes no tenían todas las Escrituras y el Espíritu Santo vino sobre algunas personas (con relación a este don, siendo que el Espíritu Santo está en todos los que reciben por la fe a Jesucristo como su Salvador y Redentor), dándoles las instrucciones de cómo vivir la vida cristiana.  Pero una vez que el Espíritu Santo dio Su revelación completa (o sea, La Biblia) el don de lenguas terminó.

     Leyendo la historia de la EKKLESÍA, no hay mención de lenguas en los siglos I y II y en adelante. Lutero no habló en lenguas, ni ninguno de los de los Reformadores. Una reforma a medias, siendo que los “reformadores” arrastraron muchas de las doctrinas falsas de las romanistas. Y aun las arrastran.

     De la “Reforma” salió la “iglesia” protestante; la Iglesia de Inglaterra, con el rey como cabeza; los Presbiterianos, que usan la doctrina de los Romanistas para “bautizar” infantes; igual con los Metodistas, y de estos los “Evangélicos”, y de los Evangélicos, comenzando en el año de 1905, los “Pentecostales”.

     Leyendo la historia de los “bautistas”, encontramos que en los siglos posteriores a los apóstoles hubo muchas asambleas que siguieron al pie de la letra el Nuevo Testamento. Todos practicaron la inmersión de creyentes y rechazaron el “bautismo” de infantes o niños.

     El uso de la palabra “bautista” hoy es por identificación.  Cuando digo “La Asamblea Bautista no Conformista” estoy diciendo que estoy de acuerdo con las enseñanzas del Nuevo Testamento.

     Todas las denominaciones “bautistas”, las convenciones, las organizaciones, etc., tienen líderes que asumen autoridad sobre otras “iglesias”. ¡Esto no es bíblico! ¡Cada asamblea es autónoma y no depende de nadie sino solo de Dios!

     En una EKKLESÍA, según el Nuevo Testamento, hay uno o más pastores, seleccionados por la congregación. A veces son llamados “ancianos” u “obispos”, y son personas con el don de predicar y enseñar la Palabra. Además, cada asamblea debe tener la cantidad de diáconos que sea necesario para cuidar las necesidades de la congregación. Ellos son los sirvientes de la asamblea, y no tienen poder para mandar al pastor. El pastor es seleccionado por la congregación y está sujeto a la misma, de la que él es parte y no cabeza. Es elegido por votación.

     Los gastos de la asamblea son una de las obligaciones que tienen los miembros que cooperan con algo de sus bienes, y en proporción a sus ingresos y voluntariamente. La enseñanza del “diezmo” era para los judíos y no se enseña en el N.T. Se menciona en el N. T. pero solo con relación a los judíos. 

     Es una lástima que haya hoy pocas asambleas bautistas que sigan al pie de la letra las instrucciones dadas por Jesucristo y los apóstoles. Han dejado tales instrucciones y han adoptado “lo que dice el jefe de su denominación”.

     La Gran Comisión ha sido olvidada y las aulas de las asambleas están vacías domingo tras domingo, sin importarle al pastor ya que él recibe su salario en el tiempo acordado.

     Hermano pastor, un día tendrás que comparecer ante  el Tribunal de Cristo (2 Corintios 5:10) para dar cuenta de tu vida y trabajo en la Viña del Señor. 

     ¿Qué vas a decir cuando el Señor te pregunte: Cumpliste con la Gran Comisión?

     No son escasos los hombres que dicen que son “pastores” solamente porque reciben un salario y viven en una casa pastoral, pero no tienen interés en la salvación de las almas ni en la enseñanza de las Sagradas Escrituras. Muchos de ellos no han “nacido de nuevo” y viven como paganos, pasando su tiempo mirando la tele o leyendo periódicos mundanos, o jugando en la computadora. Pasan más tiempo tratando de agradar a su esposa que al Señor.

     Es mi oración, que por medio de esta revista, se sientan estimulados a regresar a las Sagradas Escrituras, sabiendo que un día tendremos que comparecer antes el Señor Jesús y dar cuentas de nuestro ministerio. En aquel día el Señor no va a tener interés en una denominación hecha por hombres, ni en los programas hechos por ella. Su interés será este: “La obediencia a Su Palabra”. ¿Tú obedeces?

     Hermanos, recuerden que nosotros los Bautistas no somos “protestantes”. Estuvimos en existencia años antes de la formación de la llamada “Iglesia” Católica (universal). 

Esta revista es una obra de amor por parte del Evangelista James Alvino Nelson y su esposa Janet.  Se envía gratis a todo el que la solicita. Las ediciones anteriores están disponibles en:  www.hojasdeoro.com. Puede escribirnos a jan23@cox.net o a nuestro correo postal:

Hojas de Oro

660 South Front Street

Salina, Kansas, 67401 EE. UU.

Para ver las ediciones anteriores:  www.hojasdeoro.com   

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris