Facebook Twitter Google +1     Admin

ESPIRITUALIDAD Y COMUNICACIÓN



EyC desarrolla su ministerio a través del Centro de Recursos Espirituales y Culturales para una Educación Renovadora "Sergio Armando Zegarra Macedo", sito en Agrupamiento 28 de Agosto (200 Casas) F-102. Tacna - Perú. Cel. Bitel 925599811. Tlf. 052607385. Atención de lunes a viernes, de 8.00 a.m. a 5.00 p.m.

Temas

Archivos

Enlaces


CIENCIA POPULAR Nodo 50- “Saber para prever, prever para actuar”

CIENCIA POPULAR
“Saber para prever, prever para actuar”.
http://www.nodo50.org/ciencia_popular/

Paul McGarr: EL ORDEN DEL CAOS.
Caos es hoy la palabra más de moda en la ciencia. Desde las matemáticas a
la física, la química o  la biología, casi todas las ramas de la ciencia
han sido alcanzadas por el auge de la “teoría del caos”. Es el centro de
una serie de desarrollos que, unidos, significan que nuestro conocimiento
de la naturaleza se encuentra en la etapa más emocionante desde la
revolución científica del primer cuarto del siglo XX. Esa revolución,
asociada sobre todo con el nombre de Albert Einstein, dio a luz la teoría
de la relatividad y la mecánica cuántica, las que transformaron y
profundizaron radicalmente nuestro conocimiento de la naturaleza.
Tiktaalik y la evolución de los animales terrestres.
En abril, la revista científica Nature dio a conocer un descubrimiento
emocionante: un grupo de paleontólogos encontró esqueletos fosilizados de
un pez de hace 375 millones de años, que es un intermediario evolutivo
entre los peces y los primeros anfibios. (Los anfibios son vertebrados de
sangre fría que viven la mayor parte del tiempo en la tierra pero se
reproducen en el agua, como por ejemplo las ranas y las salamandras).
A partir del análisis de los fósiles, los científicos saben desde hace
tiempo que los primeros anfibios que conquistaron la tierra (de los que
más tarde evolucionaron los reptiles, aves y mamíferos, entre ellos los
seres humanos) descienden de peces de aletas lobuladas. Estas aletas
tienen un apéndice central (compuesto de huesos y músculos) que puede
sostener el cuerpo en la tierra. Algunos peces de aletas lobuladas
adquirieron la capacidad de respirar aire.
Eduardo Galeano: Las venas abiertas de América Latina.
Esta magnífica obra, contiene crónicas y narraciones que dan pruebas del
constante saqueo de recursos naturales que sufrió el continente
latinoamericano a lo largo de su historia a manos de naciones
colonialistas, del siglo XV al siglo XIX, e imperialistas, del siglo XX en
adelante.
Nos muestra de una forma clara y sencilla pero abundantemente documentada,
el brutal y despiadado saqueo al que los imperialistas han sometido el
continente no poniendo reparos a su avaricia insaciable. En este proceso
no han dudado en esclavizar y destruir pueblos enteros esquilmando todas
las riquezas posibles. Primero los, el horror del tráfico de esclavos y la
extracción masiva de recursos minerales. Después del proceso de
independencia los ingleses y los norteamericanos, de una forma más sutil y
pero igualmente efectiva, mediante el intercambio desigual. En nombre de
la democracia, la libertad y el progreso dan golpes de estado para
instaurar dictaduras reaccionarias, todo con tal de mantener y ampliar su
margen de beneficios, todo con el beneplácito y la complicidad de las
burguesías de los respectivos países. Hoy América Latina arde. Hartos de
décadas por no decir siglos, de opresión y de miseria las masas vuelven a
mostrarnos el camino de la lucha y de la dignidad.
http://www.nodo50.org/ciencia_popular/
Además:
Gordon Childe: Los orígenes de la civilización
Misael Pérez: A cien años de la teoría de la relatividad
Faustino Cordón: La biología evolucionista y la dialéctica
Paul Lafargue: El Origen de las Ideas Abstractas
Eric Hobsbawm: Las ciencias naturales
Albert Einstein: ¿Por qué socialismo?
Pablo Rieznik: “La máquina de Dios”
Alan Woods: Una alternativa el Big Bang, “El universo no tuvo principio ni
tendrá final”
L. Vlasov y D. Trifonov: Quimica Recreativa
León Lederman, (Premio Nobel de Física): ¡Detengan el siglo. No estamos
preparados!
Federico Engels: El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre
Ernesto Suarez y Olga Delfiore: Evolución del universo y modelos explicativos
A.I.Oparin: El origen de la vida
León Trotsky: El materialismo dialéctico y la ciencia.
Juan Luis Arsuaga/ Ignacio Martínez, LA ESPECIE ELEGIDA
Juan Ortiz: El Materialismo Dialéctico y el Cálculo
Stephen Jay Gould, La postura hizo al hombre
Giordano Bruno, Filosofo y Cientifico, Quemado en la Hoguera hace 400 años
Isaac Asimov: Grandes Ideas de la Ciencia
Ilia Prigogine. (Premio Nobel de Química): El desorden creador.
Ardea Skybreak: La ciencia de la evolución
León Trotsky: Radio, ciencia, técnica y sociedad
L. Vlasov y D. Trifonov: Quimica Recreativa
Steven Weinberg, (Premio Nobel de Fisica): ¿Un Universo Diseñado?
Consumir perjudica gravemente su salud... y la del planeta
http://www.nodo50.org/ciencia_popular/
“La mujer, desesperada por obtener las mejores ofertas en la tienda de
descuento Wal-Mart, regó con un spray de pimienta a las personas que
esperaban con la intención de alejarlas de la mercancía que ella quería”.
Ésta podría ser la escena de una película de Pedro Almodóvar si no fuese
porqué la imagen pertenece a la realidad y tal relato fue publicado, el
25/11/2011, en el periódico Los Angeles Times.
Visto lo visto podríamos sugerir que frente a los grandes centros
comerciales, y aún más en época de rebajas, se colocaran grandes carteles
advirtiendo que “consumir perjudica gravemente su salud”, al más puro
estilo de las Autoridades Sanitarias. Y es que el consumismo irracional,
superfluo y no necesario, que promueve el sistema capitalista, no sólo
puede afectar de manera inesperada y contundente nuestra salud vía “ataque
de spray pimienta”  sino que sobre todo afecta la “salud” del planeta.
Sólo por poner un ejemplo, si todo el mundo consumiera como un
estadounidense medio harían falta cinco planetas tierra para colmar
nuestra voracidad, pero de planeta tierra sólo tenemos uno aunque se nos
quede pequeño. Nos hemos acostumbrado a vivir sin tener en cuenta que
habitamos en un mundo finito y el capitalismo se ha encargado muy bien de
ello. Se asocia progreso a sociedad de consumo, pero tendríamos que
preguntarnos progreso para qué y para quiénes y a costa de qué y de
quiénes.
Los cantos de sirena de la modernidad nos dicen que consumir nos va a
hacer más felices, pero tal felicidad nunca llega por más que compremos.
“Ahoga tus penas con una buena compra” parece el slogan del capitalismo de
hoy, pero nuestra insatisfacción nunca queda satisfecha. La felicidad no
llega golpe a de talonario.
Nos dicen que compremos unas gafas Chanel, un osito Tous o unos pantalones
Mango para sentirnos Claudia Schiffer, Jennifer López o Gerard Piqué. La
época de vender un producto ha pasado a la historia. Ahora, como enseñan
las buenas escuelas de marketing, nos venden al famoso de turno junto a la
promesa de “salud, dinero y amor”. Y nosotros pagamos encantados el precio
de nuestros sueños.
Nos venden lo anecdótico como imprescindible y lo banal como necesario y
nos crean una serie de necesidades artificiales. Cambiar de ropa cada
temporada, un móvil de última generación, una televisión de plasma, etc.,
etc., etc. Con el consiguiente monto de residuos tecnológicos, de vestir,
electrónicos... que desaparecen tras nuestra puerta y que pasan a engrosar
las pilas de deshechos en los países del Sur, contaminando aguas, tierra y
amenazando la salud de sus comunidades.
O bien el sistema contra-ataca con su obsolescencia programada...
planificando la fecha de caducidad de todo aquello que compramos para que
al cabo de X tiempo se estropee y tengas que adquirir otro nuevo. ¿Para
qué una bombilla que nunca se apaga, unas medias sin carreras o un
ordenador que no funciona? Mal negocio. Aquí sólo gana quien vende.
A lo mejor ya va siendo hora de plantearnos que podemos “vivir mejor con
menos”. Y ser conscientes de cómo nos quieren hacer cómplices de un
sistema que nos han impuesto y que sólo beneficia a los mismos de siempre.
Nos dicen que hay sociedad de consumo porque queremos consumir, pero -más
allá de nuestra responsabilidad individual- nadie, que yo sepa, ha
escogido esta sociedad donde nos ha tocado vivir, o al menos a mí no me
han preguntado. Y es que desde que llevamos pañales hasta que se nos caen
los dientes nos bombardean con el “comprar comprar comprar”. Ahora nos
dicen que saldremos de esta crisis “consumiendo”. Yo me pregunto si
“consumiendo” o “consumiéndonos”.  (Esther Vivas es autora “Del campo al
plato” (Icaria, 2009) y “Supermercados, no gracias, Icaria ed.).
Y muchos otros temas más:
Lee y difunde!
http://www.nodo50.org/ciencia_popular/
cienciapopular@nodo50.org

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris